Usted está aquí

Real Club Celta de Vigo, El presidente Carlos Mouriño, dice, que la concesion de Balaidos y la Ciudad Deportiva: Nos permiten ver el futuro despejado.

Imagen de Duranso
La concesion de Balaidos y la Ciudad Deportiva, dice Carlos Mouriño, presidente del Celta: Son proyectos imprescindibles para tener un horizonte de futuro, claro.

Mouriño, sobre la concesión de Balaídos y la ciudad deportiva: "Nos permiten ver el futuro despejado"

"Son proyectos imprescindibles para tener un horizonte claro", afirma -El club solicitará la concesión del estadio en marzo -Iniciará los trabajos en Mos en verano de 2018 para tener listos los campos profesionales a inicios de 2019

carlos prego 16.12.2017 | 07:57

La crónica del Celta suma una fecha de referencia: el 15 de diciembre de 2017, el día en el que Concello, Xunta, instituciones y sociedad mostraron un acuerdo unánime para colaborar con el club y sacar adelante su ciudad deportiva y la concesión de Balaídos. En el marco de un acto multitudinario, que reunió a representantes de las administraciones, la sociedad y el deporte, el presidente celeste, Carlos Mouriño, presentó ayer los acuerdos que consolidan el arraigo del club en el área. Con el Ayuntamiento de Vigo, para lograr la concesión del estadio durante 40 o 50 años. Y con la Xunta, para levantar su futura ciudad deportiva en Mos. Ambos proyectos -según se anunció- están ya despejados y empezarán a dar pasos en breve.


"Hoy es el día más importante de estos 94 años de vida del Celta porque la ciudad, por medio de su alcalde; y la Xunta, con su presidente, deciden colaborar en dos proyectos imprescindibles para que el club consolide su sueño y tenga un horizonte claro, que nos permiten ver un futuro cierto, despejado, un futuro con mucho futuro", explicó Mouriño ante un auditorio -en el Hotel Pazo Los Escudos- abarrotado y al que asistieron, entre otros, la presidenta del Congreso, Ana Pastor; y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el regidor de Vigo, Abel Caballero; y la primera edil de Mos, Nidia Arévalo; o el responsable de la Liga Española, Javier Tebas.

El acto se planteó de hecho como el inicio de una cuenta atrás para dar forma a un Celta más fuerte y arraigado. Tras las intervenciones de Caballero y Feijoo, Mouriño les entregó sendos relojes con la invitación de "ponerlos en marcha" para el futuro del Celta. Mientras se dirigía al público, el directivo celeste insistió también en el trabajo realizado a lo largo de los últimos años para "conseguir lo que hoy vemos aquí: todas las fuerzas vivas de la ciudad y las más representativas políticamente de Galicia y España unidas por un bien común, un Celta universal, arraigado a la ciudad, en una gran Área Metropolitana, que hace más fuerte a Galicia".

Mouriño recordó que los objetivos de su junta al asumir el Celta, hace 11 años, eran equilibrar las cuentas de la entidad, dar forma a un proyecto deportivo sólido y cuidar la cantera y el patrimonio. Tras un "caos" inicial, que llegó con el descenso o la entrada en concurso con una deuda de 84 millones, el directivo celeste da ese nuevo escenario por alcanzado. "El proyecto deportivo es estable, la economía está saneada y con deuda cero y nuestra cantera, por primera vez, consigue tener jugadores en todas las categorías de la Selección", valoró Mouriño, quien recordó que el cambio ha permitido al club dotarse de una nueva sede, en el antiguo edificio del Mercantil.

Sobre la concesión del estadio de Balaídos, el presidente del Celta explicó que el club solicitará la concesión en marzo de 2018, lo que dejará al Concello un margen de varios meses para preparar la documentación necesaria. Hasta entonces, club y Ayuntamiento firmarán un protocolo con todos los detalles, fechas y compromisos, una hoja de ruta -garantizó Mouriño- con la que el Celta será "muy, pero muy celoso en su seguimiento y cumplimiento". "Asimismo no se podrán hacer modificaciones en ninguna parte del proyecto que no esté autorizado por el Celta", apostilló el máximo responsable del club, que asegura que el nuevo coliseo ofrece "instalaciones próximas a lo que veníamos reclamando".

Igual de énfasis puso en que la futura ciudad deportiva de Mos resulta "imprescindible" para "el crecimiento del club". A la hora de detallar el proyecto, Mouriño explicó que dispondrá de un pabellón, un miniestadio, cinco campos de hierba natural y otros tantos de césped artificial o tres pistas de tenis y cuatros de pádel. La superficie total alcanza los 238.900 m2 con 56.810 de edificabilidad. Las zonas verdes sumarán 329.017 m2, de titularidad privada, y el club reforestará 255.362 m2. "Es un gran proyecto para Mos, para una gran área como la de Vigo. Consideramos este gran proyecto como uno de los principales motores desarrollo de la zona", dijo.

Hoy mismo el club firmará el convenio con el Concello de Mos para presentar la documentación necesaria e iniciar los trámites ya el próximo día 20. "Nuestra idea es iniciar los trabajos en junio o julio del próximo año y tener preparados los campos de nuestros equipos profesionales a finales del 2018 o principios de 2019", anotó. El objetivo es que tanto Balaídos como la ciudad deportiva refuercen los ingresos atípicos del Celta. El "proyecto principal", matiza en cualquier caso Mouriño, es el deportivo: "A partir de hoy, el sueño empieza a convertirse en realidad".

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Restaurantes que recuperan antiguas recetas gallegasLa gastronomía gallega integra recetas con larga historia, entre cuyos ingredientes se...
La Coruña, conocida como «ciudad de cristal» por sus enormes cristaleras frente al mar, tiene aires de gran ciudad que se mezclan con el...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...