Usted está aquí

Ribera Salud comprará Povisa, sus clínicas y la Escuela de Enfermería.

El acuerdo de traspaso se firma mañana | El grupo de la familia Silveira destaca el músculo de la norteamericana Centene, que tendrá el control del centro: “Es una oportunidad”

Gran Vigo El traspaso del mayor hospital privado de Galicia y el paquete completo de la operación

Ribera Salud comprará Povisa, sus clínicas y la Escuela de Enfermería.

El acuerdo de traspaso se firma mañana | El grupo de la familia Silveira destaca el músculo de la norteamericana Centene, que tendrá el control del centro: “Es una oportunidad” | Los compradores encargaron una “due diligence”para analizar las cuentas

José Carneiro Mario Nespereira 01/10/2019

Se venderá algo más que el hospital. Los todavía propietarios de Povisa, el Grupo Nosa Terra 21 de la familia Silveira, han incluido dentro de la operación de traspaso con Ribera Salud –controlado al 90% por la corporación norteamericana Centene– toda su red de clínicas privadas e instalaciones vinculadas al complejo sanitario de la calle Salamanca. Según ha podido conocer FARO de fuentes al tanto de las negociaciones, el grupo valenciano que se hará con el control del centro privado asumirá, como parte del acuerdo, el “paquete” de “toda la actividad sanitaria”, que comprende desde la Escuela de Enfermería Universitaria (Cepovisa), el policlínico ubicado en la Gran Vía y la clínica Colon 28, hasta los dos centros de la calle Barcelona (el ubicado en el número 57-59 y el del 63) o las dependencias que tiene en la calle Zaragoza, 56.

A estas alturas, el entendimiento entre las partes es total. Solo falta que una y otra rubriquen con su firma el documento de venta, momento que, si todo discurre según lo previsto, se producirá mañana. Tras esa constatación escrita, el acuerdo se elevará acto seguido a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) para que analice si la operación va contra la libre concurrencia, aunque esa posibilidad, tal y como apuntan desde la negociación, se vislumbra como bastante remota.

En el órgano regulador concretan que su papel en estos casos puede estructurarse en dos fases. Si en la primera el Consejo no concede su beneplácito –periodo que se prolonga habitualmente durante un mes–, la CNMC podría activar una segunda investigación más a fondo, incluso condicionada al cumplimiento de “compromisos” como la calidad asistencial o el empleo. De no llegarse a este extremo, la previsión es que Povisa cuente con nuevos gestores antes de que finalice el año.

  • 1 - Media docena de centros y un hospital

Además del hospital de la calle Salamanca, Ribera Salud se hará con el centro de formación de Povisa, las clínicas de Colón o Gran Vía, y las dependencias de la calle Barcelona y Zaragoza.

  • 2 - Adiós a 23 años de gestión de Nosa Terra

Después de hacerse con las riendas del centro en el 96, ahora lo cede para centrarse en el sector marítimo, con la Naviera Elcano o Remolcanosa. En 2012 vendió otro centro en Santiago.

  • 3 - Los números de Centene, un “coloso” de los seguros

Centene Corp declaró una facturación en 2018 de 60.000 millones de dólares y unos beneficios de 900. Maneja además una plantilla de 47.300.

Si Competencia no pone reparos, los nuevos gestores entrarán este año

En el marco de las conversaciones de venta, y como suele ser habitual cuando se trata de este tipo de acuerdos, Ribera Salud encargó la elaboración de una “due diligence” (auditoría previa) para conocer la salud financiera de Povisa, sin que se hallaran imprevistos que pudieran hacer descarrilar la operación. En estos momentos Povisa maneja una cifra de negocio de 103 millones de euros y sus activos están valorados en 45,7.

Ante el histórico cambio de manos de unos de los referentes de la sanidad viguesa –el hospital privado más importante de Galicia, con un cupo de cartillas públicas de 135.000 pacientes–, un portavoz de la actual propiedad justifica que Grupo Nosa Terra 21 “ha considerado que después de 23 años ha llegado el momento de volver a centrarse en el ámbito marítimo”, sector en el que tienen una fuerte presencia a través de empresas como Remolcanosa y la Naviera Elcano. En 2012 ya vendió otro de sus activos sanitarios, el hospital de La Esperanza de Santiago, a los propietarios del Policlínico La Rosaleda.

J. Lores

Los trabajadores del centro, entre la incertidumbre y la crítica a la venta

Después de formular su petición el pasado domingo, el comité de empresa se reunió ayer con directivos de Povisa para escuchar de boca de los actuales responsables el estado de las negociaciones y las perspectivas de futuro. Tras la salida del encuentro, Xurxo Cabral, representante de CC OO, se mostró decepcionado con la falta de detalles aportados por la empresa: “Queríamos un poco más de concreción”. Cabral, además, avanzó que se pondrían en contacto tanto con la Inspección de Trabajo como con los grupos parlamentario del Parlamento autonómico para que se hagan eco de su situación. Para hoy a mediodía está prevista una asamblea de trabajadores del hospital. La delegada de la CIG, Chus Neira, por su parte, reclamó directamente “que nos absorba el Sergas” para no depender de una “multinacional” cuyo único objetivo son “los beneficios”. Sobre los despidos, sentencia: “En principio imagino que no harán nada pero, ¿cuánto tiempo va a durar eso?”.

El poder de Centene

En ese sentido, argumentan que la venta de Povisa es “una oportunidad para el futuro” del hospital, teniendo en cuenta el músculo financiero y la experiencia de Centene, la dueña norteamericana de Ribera Salud, que declara una facturación de 60.000 millones de dólares, unas ganancias de 900, y maneja una plantilla de 47.300 empleados, según su último informe anual. Entre sus accionistas figuran empresas y fondos como FMR LLC, BlackRock, SouthernSun Asset Management o The Vanguard Group. “El grupo cede el centro a una de las corporaciones sanitarias más importantes del mundo”, con más “recursos”, y con mayor capacidad de establecer “sinergias” y llegar a acuerdos con proveedores, subrayan.

El grupo de la familia Silveira entiende que este es el momento de poner punto y final a una historia que despuntó en febrero de 1996, cuando “por responsabilidad” se hizo con el control de Povisa cuando se hallaba “al borde de la quiebra” y carcomido por la “conflictividad laboral”. Desde entonces, agregan, “se ha venido haciendo una política muy clara de modernización” que lo ha convertido en “referencia” y en objeto de algunos de los reconocimientos más importantes del sector en el mundo, como el de la Joint Comission.

El Sergas se reúne con las partes para advertir de que el concierto aún está en vigor hasta 2022

No obstante, de un tiempo a esta parte, en Grupo Nosa Terra también han sido conscientes de un proceso “muy importante” de “concentración de la oferta sanitaria” en España, en Galicia y también en Vigo, que ha visto la entrada de grandes grupos como Vithas o HM en la propiedad de otros centros de la ciudad. El caso de Povisa vendría a sumarse a esa lista.

El vuelco de la venta del hospital también tiene expectante al Sergas. Ayer, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, mantuvo una reunión con el consejero delegado de Povisa, José B. Silveira, y con su homólogo en Ribera Salud, Alberto de Rosa, para trasladarles los dos mensajes oficiales que viene comunicando la Xunta en los últimos dos días: el recordatorio de que el concierto con el hospital –por el que reciben 504 euros por paciente tras la última modificación– aún rige hasta septiembre de 2022, y ligado a éste, la necesidad de garantizar la calidad asistencial y los puestos de trabajo. “La Xunta lo que va a exigir es que el nivel asistencial que se presta, que es adecuado, se siga manteniendo, con independencia de quién sea el propietario. Si el concierto se mantiene así, la Xunta no tiene nada que decir”, abundó previamente el vicepresidente autonómico, Alfonso Rueda.

En Povisa tienen contrato alrededor de 1.500 empleados a los que de Rosa, en declaraciones a FARO el pasado lunes, quiso enviar un guiño asegurando que cualquier experto en el sector sabe “que tiene que contar con todos”. El Sergas y las partes implicadas quedaron en mantener abierto el diálogo.

Desde el Ayuntamiento, Abel Caballero prefirió mostrarse “cauto” con el futuro de Povisa, a la espera de obtener información de su situación de primera mano. Por su parte, en el grupo municipal de Marea de Vigo, Rubén Pérez exigió una “auditoría completa” de todos los recursos públicos inyectados al hospital por si pudieran haber inflado la venta y declaró que los últimos pasos de los propietarios estaban encaminados al traspaso del complejo.

La sanidad viguesa corta sus raíces

Con la venta de Povisa, la práctica totalidad de las clínicas de la ciudad estarán en manos de grupos foráneos E Solo el centro médico Concheiro cuenta con capital 100% gallego

La sanidad privada viguesa está perdiendo su acento. A lo largo de los últimos años, grandes grupos hospitalarios, compañías de seguros y fondos de inversión han tomado posiciones en el negocio sanitario del área hasta el punto de que una vez se cierre la venta de Povisa a Ribera Salud, sociedad controlada por el gigante norteamericano Centene Corporation, solo quedarán dos clínicas en Vigo con capital 100% gallego: el Centro Médico Concheiro y el Centro Médico Pintado, especializado en ginecología y reproducción asistida. El desembarco de empresas foráneas confirma que sí hay negocio en las casi 700 camas de los centros privados en la ciudad, a lo que hay que sumar también la cesión del viejo Policlínico Cíes a la mutua colaboradora de Seguridad Social Ibermutua.

Fátima (2012)

Hace siete años se creaba Vithas, grupo controlado por la sociedad Goodgrower y con CaixaBank como accionista, integrando todos los centros médicos de Adeslas, incluido Nuestra Señora de Fátima en Vigo.

Sanatorio San José (2018)

Hace algo más de un año, el grupo español líder en salud mental, Hestia Alliance, desembarcó en Vigo con la compra del Sanatorio Psiquiátrico San José (situado en O Chouzo), abierto en 1938 por el catedrático de Medicina Legal de Santiago José López-Pérez Villamil.

El Castro (2017)

Hace dos años, HM Hospitales adquirió el Centro Médico el Castro, que por aquel entonces estaba en preconcurso de acreedores con un futuro incierto, con una inversión en las instalaciones de 2,2 millones.

Povisa (2019)

Povisa repite historia. Como en 1996, cuando tomó el control del accionariado el grupo Nosa Terra 21, volverá a cambiar de manos esta semana, aunque esta vez pasa a las de una corporación norteamericana que opera en España a través de la filial Ribera de Salud.

Firmas de seguros, mutuas, bancos y fondos de inversión, los nuevos dueños

Fátima. El hospital vigués Fátima (hoy Vithas Fátima), fundado por Segundo Troncoso en 1973, fue de los primeros en cambiar de propietarios. Su fundador (Segundo Troncoso) lo vendió al doctor Julio Babé ya en 1976, quien impulsó varias ampliaciones del centro hasta que en 2004, decide traspasar todos los activos a Adeslas (a partir de 2009, propiedad de La Caixa). Ocho años después, en 2012, el hospital pasó a formar parte del grupo Vithas, controlado por la sociedad Goodgrower (de la familia Gallardo, la propietaria de los laboratorios Almirall), que tiene como accionista a CaixaBank.

El Castro. El antiguo hospital Perpetuo Socorro o Centro Médico el Castro también cambió de dueños recientemente. En preconcurso de acreedores, con un ERE sobre la mesa y con serias dudas sobre su viabilidad futura, el complejo sanitario vigués pasó en 2017 a manos de HM Hospitales, que se comprometió a invertir más de 2 millones de euros en mejorar el equipamiento y los servicios de la clínica. HM Hospitales, fundado en 1989 por Juan Abarca Campal y un grupo de médicos, gestiona en la actualidad una veintena de hospitales y centros médicos repartidos por todo el país.

Sanatorio San José. Un año después de la compra de El Castro, Hestia Alliance, líder en atención sociosanitaria y salud mental a nivel nacional, se hacía cargo de la sociedad del Sanatorio Psiquiátrico San José en O Chouzo, asumiendo su plantilla y proyecto asistencial. Los orígenes del centro vigués se remontan a 1938, cuando lo fundó el catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Santiago y figura de referencia de la psiquiatría gallega, José Pérez López-Villamil.

Povisa. La historia de Povisa arrancó a finales de los sesenta y principios de los setenta, como un proyecto liderado por un grupo de médicos que fue creciendo al ritmo que lo hacía la ciudad, y que dio un salto en 1996 con la entrada el grupo gallego Nosa Terra 21. Veintitrés años después, el holding propiedad de la familia Silveira dará paso a la sociedad Ribera de Salud, controlada por la corporación norteamericana Centene (participada a su vez por varios fondos y otras firmas.

Cíes. También el antiguo Policlínico Cíes, cerrado desde la reorganización sanitaria tras la apertura del Hospital Álvaro Cunqueiro, ha pasado a manos privadas de fuera de Vigo. En su caso, ha sido Ibermutua, la mutua colaboradora de la Seguridad Social, la que ha conseguido la cesión del edificio por parte de la Tesorería, al que destinará una inversión de 6,6 millones de euros.

Centro Médico Pintado. Creado en 1956 por Manuel Pintado Saborido bajo el nombre de Sanatorio de Nuestra Señora de Lourdes, permanece a día de hoy en manos de la familia fundadora. Está especializado en ginecología y reproducción asistida.

LÍNEA DE TIEMPO

1969 - Constitución de la sociedad

La historia del mayor hospital privado vigués arranca a finales de los sesenta, cuando un grupo de prestigiosos médicos conciben la idea de unir en una sola sus respectivas clínicas. La sociedad se creó en 1969, pero el hospital no abriría sus puertas hasta cuatro años después.

1973 - Abre el centro en la calle Salamanca

En 1973 abre al público el nuevo hospital de la calle Salamanca. Al principio, su oferta se centraba en las especialidades de sus fundadores, además de unos sistemas de tratamiento de cáncer con isótopos y con la bomba de cobalto que sitúan al Servicio de Oncología en la vanguardia tecnológica de la época. Pero en pocos años –y tras varios accidentes en la industria viguesa– puso en marcha una Unidad de Quemados pionera en Galicia. Esa capacidad de transformación y de apuesta por las últimas tecnologías lleva a Povisa a crecer y firmar importantes acuerdos como el que rubricó con el Instituto Social de la Marina o con el Insalud.

1983 - Ampliación del edificio hasta 700 camas

En 1983 se inicia la última gran ampliación del edificio de la calle Salamanca, que se termina dos  - de trabajadores del centro, que ya es un referente sanitario a nivel gallego y nacional.

1996 - El grupo Nosa Terra 21 toma el mando

A finales de 1996, el Grupo Nosa Terra 21 (propiedad de la familia Silveira) toma las riendas del hospital que se consolida ya con los conciertos con el Servicio Galego de Saúde (Sergas). Hoy en día atiende a más de 130.000 pacientes de la sanidad pública del área (sobre todo de Vigo, Val Miñor y O Morrazo), dispone de una plantilla de 1.500 trabajadores (es la segunda mayor empresa de la comarca en volumen de empleo, solo superada por la fábrica de Balaídos de la multinacional automovilística francesa Grupo PSA) y unas instalaciones de 40.000 metros cuadrados que hacen de este centro el hospital privado más grande de España.

2019 - Ribera Salud, nuevo propietario

Justo un año después de que Povisa solicitase preconcurso por las pérdidas generadas con el conciertodel Sergas (situación que se subsanó meses más tarde tras una negociación con Sanidade), Nosa Terra 21 está a punto de vender el negocio a Ribera Salud (grupo Centene).

De Rosa, CEO de Ribera Salud, sobre la compra de Povisa: “Es un referente en la sanidad española”

La operación, casi cerrada, requiere luz verde de Competencia

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...