Usted está aquí

El mural de Celsiña, la superheroína de Zobra.

Joseba Muruzábal finaliza el montaje de una obra encargada por el cuatripartito lalinense que está pendiente de su realización.

El mural de Celsiña, la superheroína de Zobra.

ángel graña lalín 11.09.2019 | 02:21

Celsiña y Muruzábal el pasado mes de abril en Zobra.

Joseba Muruzábal, más conocido como Yoseba MP, es un inquieto artista gallego de 35 años que lleva desde 2016 pintando a mujeres del rural en fachadas de edificios de toda Galicia. El creador natural de Cambre las muestra como superheroínas enfundadas en sus reconocibles mandilones a cuadros después de convencer a sus familiares para fotografiarlas antes de realizar sus ya famosos murales. La última de sus protagonistas es la incombustible Celsiña de Zobra, cuyo boceto está terminado tras el encargo realizado por el gobierno de Rafael Cuíña. De momento, no se sabe si se podrá acabar.

Joseba Muruzábal tiene listo el proyecto de su último mural perteneciente a la serie "Fenómenos del rural" que cuenta como protagonista a la vecina de Zobra Celsiña. Yoseba MP, que es cómo firma sus obras, no sabe si podrá acabarlo puesto que el encargo partió del cuatripartito liderado por Rafael Cuíña y todavía no ha recibido respuesta del presidido por José Crespo sobre el asunto. Mientras tanto, este polifacético creador coruñés recordó que "fui allí porque un concejal del anterior gobierno de Lalín estaba interesado en hacer un mural. Pregunté por Facebook por si alguien me podía presentar a alguna señora de Lalín y me dieron el teléfono de Celso Fernández Sanmartín porque por lo visto conocía mucho el rural de la zona. Celso fue el que me llevó hasta Zobra y me presentó a Celsiña y a un par de señoras más de ese lugar". Muruzábal continuó señalando que "el primer día conocí a la gente y el segundo día fue cuando saqué las fotos. Esto fue antes de las elecciones municipales, en el mes de abril. Finalmente, hice el fotomontaje de lo que iba a pintar, que es a Celsiña subida encima de dos cerdos agarrando unas cuerdas con una mano y en la otra sostiene una hoz".

En cuanto a las razones por las que finalmente su obra no se llegó aún a realizar, Joseba Muruzábal piensa que "el problema es que las elecciones se nos echaron encima y el concejal en cuestión no tenía mucho tiempo para encontrar una pared donde poder pintar, y tampoco encontramos una comunidad de vecinos o propietarios que nos dejaran hacer finalmente el mural. Eso fue por lo que no se pudo cerrar el trato". De todas formas, indicó que "sé que se va a hacer otro mural en Lalín porque había otro concejal del mismo gobierno que tenía interés en hacer uno y los de Cestola na Cachola serán quienes lo hagan. Ellos sí que podrán pintarlo porque el concejal con el que hablaban cerró el trato a nivel económico y entonces ahora consiguieron una pared para poder pintar. Lo mío sólo será factible si se ponen en contacto conmigo los del Concello. Le mandé un correo electrónico a la actual concejala de Cultura pero igual no lo leyó porque no me contestó. Al parecer, es una persona que quiere hacer cosas de arte urbano en Lalín pero por ahora no sé nada de nada. Dudo de que estén enterados de este proyecto en el Ayuntamiento".

Joseba Muruzábal ha hecho hasta el momento una docena de murales con sus superheroínas rurales como protagonistas en distintos puntos de la comunidad autónoma. El artista tiene pensado comenzar este mismo mes otro en Soutomaior después de dejar su impronta en fachadas de edificios situados en Santiago de Compostela ,Carballo, As Pontes, Muxía, Cambre, Sigüeiro, Oleiros, entre otros lugares de la geografía gallega. El creador de Cambre desveló que "tardo entre siete y trece días en hacerlos. Lo máximo que tardé fueron catorce días". Muruzábal también manifestó que "las visitas a Zobra fueron increíbles y si al final esta imagen no consigo hacerla en un mural, seguro que la haré en un cuadro bien grande". Todo depende de que el departamento que dirige Begoña Blanco dé su visto bueno a este proyecto artístico.

Los murales de "Fenómenos do rural" pertenecen a una serie que arrancó en forma de cuadros para la Bienal Pintor Laxeiro de Lalín. Joseba Muruzábal partió del leitmotiv de la muestra pictórica en torno al cocido para mudar el concepto de las "meigas gallegas" porque como ya ha manifestado en alguna ocasión "para una mirada educada en la ciencia ficción es mucho más natural que una señora que pela una patata en el aire sea un jedi de Star Wars que una bruja". Lo cierto es que aquellos cuadros que visitaron el Museo Ramón Aller dieron paso poco después a unos murales de tamaño gigantesco que no dejan a nadie indiferente. Fueron los organizadores del festival Desordes Creativas quienes animaron a Joseba Muruzábal a pintar en formatos más grandes. Ahora, este artista de Cambre trabaja en formatos de hasta 15 metros de altura rindiendo homenaje a unas mujeres gallegas que habitan en un sitio tan atípico como el agro gallego donde el minifundio y la economía de subsistencia son algunas de las causas. Octogenarias podando un frutal o carreteando leña por el arcén le siguen inspirando.

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...