Se encuentra usted aquí

Sabucedo recauda 5.500 € para la fundacion Juan XXIII

Recaudación de 5.500 € para la Fundación Juan XXIII

Sabucedo recauda casi 5.500 euros en favor de la Fundación Juan XXIII de Pontevedra

Los asistentes al tercer y último curro abonan una entrada de cinco euros para contribuir con esta causa -A lo largo del fin de semana se rapó a todos los machos y 150 yeguas

Ana Cela A Estrada 05.07.2016 | 08:35

Nuevo éxito en el curro solidario. // Bernabé / Víctor Espiño

La Rapa das Bestas de Sabucedo logró recaudar ayer 5.445 euros en favor de la Fundación Juan XXIII de Pontevedra, un centro de referencia para la integración socio-laboral de personas con discapacidad intelectual. Las personas que presenciaron el tercer y último curro de la temporada en el Campo do Medio colaboraron con esta causa al abonar una entrada de cinco euros.

El calor se empeñó en restar protagonismo al espectáculo del curro, siendo ayer más difíciles de soportar las altas temperaturas en el graderío. Con todo, mereció la pena. Aun con el cansancio en el cuerpo, los de Sabucedo volvieron a dar lo mejor de sí, surcando el mar de caballos en que se convierte el recinto y lanzándose sobre ellos para intentar inmovilizarlos sobre la arena para poder raparlos. Además de cortarles las crines de la cola y la cabeza, el curro se aprovecha para desparasitar a los équidos y vacunarlos.

Antes de las 12.15 comenzó el trabajo en el curro, con la separación de los potros para evitar que se lastimen durante el encuentro. De nuevo pudo verse las ansias de los más pequeños por tomar el relevo de esta tradición, al igual que el carácter paciente de los aloitadores para mostrarles cómo han de agarrar a los bichiños y conducirlos atravesando el foso hasta un local anexo. Una de las estampas de estas labores la protagonizó una niña pequeña, con una expresión de enorme satisfacción en el rostro cuando, después de haberse paseado en brazos entre los caballos, la montaron sobre uno de los potros.

 

 

Pocos minutos antes de las 12.30 todo parecía dispuesto para el primer salto. Sin embargo, por megafonía Pablo García "Chichas" explicó a los presentes que el último encuentro se haría esperar un poco más para que pudiesen meter a todos los caballos y aprovechar para colocar un microchip a los potros, a fin de poder realizarles un seguimiento y de tener debidamente identificada la cabaña de O Santo en los diversos montes que habita en completa libertad.

El último encuentro de este año deparó también mayores muestras de bravura entre los caballos reunidos en el curro. En diversas ocasiones los garañones, los machos dominantes de las manadas, se levantaron sobre sus patas traseras para enfrentarse entre sí, arrancando también con el sonido de sus dientes la exclamación del público y propinando más de un mordisco.

Aunque cuando le tocó el turno plantaron resistencia, finalmente la técnica y el saber hacer de los aloitadores terminaron por imponerse. Cabe recordar que entre los de Sabucedo existe, además, una norma no escrita en virtud de la cual, si a un aloitador se le escapa una besta, se le concede la oportunidad de un segundo intento.

El tercer curro ofreció también algún que otro salto espectacular sobre el muro, despertando la ovación del público, que en más de una ocasión aceptó la invitación del speaker e hizo la ola.

Después de dos horas de trabajo bajo el intenso sol, en torno a las 13.45 horas se puso punto y final a los curros de este año. Sin embargo, en Sabucedo no había acabado todavía el trabajo. Ni mucho menos. Una vez concluido el curro y tras un breve descanso para el almuerzo, los vecinos tuvieron que encargarse de llevar los potros para otra finca -se colocaron unos 30 microchips, incluyendo también a algún ejemplar adulto que no tendía esta identificación- y se comenzó con el desmontaje de gradas y paneles que se instalan en el curro para la celebración de la Rapa.

El presidente de Rapa das Bestas, Henrique Baza, realizó un positivo balance del desarrollo de esta edición, tanto en lo que concierne a los tres curros -subrayó que no hubo percances ni lesiones, más allá de los pequeños golpes típicos- como en lo referente a la afluencia de público y a las condiciones meteorológicas que acompañaron a la celebración.

Indicó Bazal que de los alrededor de 300 caballos que se bajaron de los montes se raparon entre 50 y 60 por cada día de curro. Indicó que a los machos se los rapó a todos, junto a unas 150 yeguas.

Como punto y final para la fiesta, Sabucedo escenificó en torno a las 19.00 horas de ayer otro de los momentos de esta tradición: la "solta", instante en el que los équidos regresan a sus montes de origen para pasar un nuevo año disfrutando de su libertad.

"Makelele" y su regate

Como dato anecdótico, el mítico garañón apodado "Makelele" logró este año eludir el curro. Fueron muchos los que, desde las gradas, se preguntaban cuándo se vería aloitar al rebelde caballo. Sin embargo, el propio Herique Bazal confirmó que este garañón de leyenda hizo gala de su coraje y capacidad de regateo, logrando en el monte escapar a los aloitadores. Del color del azabache y con unas condiciones físicas imponentes, Makelele se ha ganado su propia reputación de caballo con carácter. En su década de historias solo se le haya podido ver en Sabucedo dos veces.

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

En la actualidad se le está dando mucha importancia a la estética. Uno de los principales aspectos que fomentan es la sonrisa reluciente....
La marcha nordica, la mejor manera de hacer el Camino de Santiago ayudandose de dos bastones, con multiples beneficios para la salud....

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...