Usted está aquí

Como jugar al futbolin, reglas y torneos

El "futbolin", uninvento de ayer y que entretiene hoy y seguirá entreteniendo.

Cómo jugar al futbolín, reglas y torneos

Quién te iba a decir que cuando hacías pellas en el colegio para ir a jugar al fútbolín, en realidad te estabas preparando para competir en un deporte internacional, ¿eh? No, no hemos perdido la cabeza, porque hoy este juego tan nuestro, que durante muchos años ocupó un lugar privilegiado en todos los bares de España, no solo se practica para entretenimiento del personal, sino que es una actividad de la que se organizan competiciones internacionales. Y luego dicen que los eSports son un invento innovador. ¡Si es la versión electrónica de las partidas de futbolín!

¿Reglas? Depende de dónde juegues

Cuando dos (o cuatro) jugadores se colocan frente a los controles de un futbolín, lo normal es decidir cuáles son las normas que se van a seguir. Dependiendo de la zona en la que se juegue, hay movimientos que se aceptan o no, así que lo mejor es dejar claro antes de nada si algunos tiros son legales o no para que después no haya malos rollos.

En esencia, podemos hablar de dos conjuntos de normas sobre las que se basan los partidos en todo lugar. Que la bola pueda pararse y controlar antes del disparo o que no pueda haber un solo momento en el que la pelota se quede quieta. Luego hay variantes, como que no se puede marcar un gol directo de portero a portero, que hay que disparar solo con los delanteros, que los goles solo pueden ser de medio campo hacia arriba, etc.

Aún así, hay un par de normas que se aceptan en todos los sitios: no de puede marcar de guarra y no vale hacer el molinillo. Aunque seguro que sabes a qué nos referimos, explicaremos cada uno de los movimientos por eso de que alguno se perdió los mejores momentos de la infancia yendo al colegio (¡qué pérdida de tiempo!).

La guarrano es esa amiga un poco golfa que pones en la portería para despistar al otro mientras le mira el escote. Aunque tampoco es una mala estrategia y seguro que es legal. Este movimiento es el de disparar con el delantero que hay más cerca de nosotros, aprovechando el hueco que hay en la portería que no pueden tapar los defensas.

En cuanto al molinillo, es dar vueltas y vueltas al manillar para que los muñecos den vueltas y por uno de esos avatares del destino la pelota salga disparada hacia la portería sin que se pueda hacer nada.

En España tenemos nuestro propio futbolín

Como no podía ser de otra manera, aquí tenemos un futbolín diferente al resto del mundo. Y no es porque lo inventáramos nosotros, como muchos creen desde hace mucho tiempo, sino porque somos más chulos y nos pusimos a montar uno como a nosotros nos gusta. Eso es por lo menos lo que dice el presidente de la Federación Española de Futbolín, que de esto tiene que saber algo, ¿verdad?

Las diferencias entre los campos internacionales y los nuestros son varias. Para empezar, los jugadores tienen dos piernas. Seguro que piensas que es normal porque los futbolistas también las tienen, pero ahí fuera los muñecos tienen los pies juntos en una pieza. También hay cambios en la alineación, que varía dependiendo de la zona de España en la que juegues. ¿Por qué te interesa saberlo? Más que nada, por si juegas con un guiri o te llaman a la selección nacional y tienes que competir en un partido serio, donde igual vas a coger las barras y te encuentras con unos muñecos que no te parecen normales. Los que no son normales son los nuestros, por lo que dicen, así que habrá que tragar.

Normas en competiciones oficiales

En realidad, las normas cambian dependiendo de si jugamos en un futbolín español o en uno internacional. También depende de la alineación. En el nuestro, donde tenemos jugadores de dos piernas, si hay cuatro delanteros no se puede parar la bola para marcar gol, si hay cinco, puedes parar hasta 3 segundos y disparar.

Eso sí, no insistas en aplicar estas normas en todas las competiciones, porque no todos los campeonatos que se organizan las aplican. Lo mejor es dejarlo todo claro antes de empezar. Y hay algo que no falla: el más llorón es siempre el que está perdiendo.

¿Cómo nos va por ahí fuera?

Los jugadores nacionales somos una potencia del futbolín. Pero del nuestro, porque parece que el de una pierna no se nos da tan bien. Si conseguimos que nuestras mesas sean oficiales y se usen para competiciones internacionales, no nos ganará nadie, pero de momento nos tenemos que conformar con ser buenecillos, pero no los mejores. Por lo menos hemos conseguido que la Federación Internacional acepte nuestra mesa, aunque fuera de España no hay partidos oficiales.

Pero bueno. Lo que mola de por sí es que algo que en principio parecía cosa de pasar el rato, se ha convertido en una competición internacional. ¿A que te gustaría ser jugador profesional?

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Restaurantes que recuperan antiguas recetas gallegasLa gastronomía gallega integra recetas con larga historia, entre cuyos ingredientes se...
La Coruña, conocida como «ciudad de cristal» por sus enormes cristaleras frente al mar, tiene aires de gran ciudad que se mezclan con el...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...