Usted está aquí

Gomez Noya, se estrella contra la dureza de Hawai.

El gallego finaliza undécimo en su primera participación en el Mundial de Ironman - Raña fué vigesimo quinto.

Gómez Noya se estrella contra la dureza de Hawai

El gallego finaliza undécimo su primera participación en el Mundial de Ironman - Raña fue vigésimo quinto

juan carlos álvarez vigo 15.10.2018 | 01:53

El alemán Patrick Lange festeja su triunfo. // FDVEl alemán Patrick Lange festeja su triunfo. // FDV .

"Estoy decepcionado". Inconformista por naturaleza, Javier Gómez Noya era incapaz de disimular su disgusto poco después de concluir su primer Mundial de Ironman en Hawai. Undécimo en meta, muy lejos de los puestos para los que se sentía preparado después de más de un año preparando de forma exclusiva esta cita, su estreno en el Mundial más extremo de su deporte. Pero Hawai le reveló toda su dureza. El recorrido, el calor, la humedad a los que hubo que sumar el ritmo infernal al que se disputó la prueba. El sueño de convertirse en el primer debutante en ganar la legendaria prueba se fue esfumando a medida que caían los kilómetros de la maratón. La esperanza de los primeros parciales -en los que el ferrolano era tan rápido como el ganador final, Patrick Lange,- se difuminó cerca de la media maratón. De ahí en adelante, un calvario infinito. Gómez Noya fue cediendo puestos desde la sexta posición a la que llegó hasta caer en la undécima.

Gómez Noya tenía clara la explicación. La dureza de la carrera y no haber regulado en el tramo de ciclismo. Quiso mantenerse junto a grandes especialistas como Currie o Lange, convencido de que de ahí saldría el podio, y eso le hizo ir por encima de sus posibilidad. Esa interminable contrarreloj de 180 kilómetros le exprimió en exceso y se cobró su factura en la maratón final. La fuerzas nunca son infinitas y su depósito se vació por completo con 15 kilómetros de carrera por delante. Ahí comprendió el error cometido, el pecado de juventud, de quien escucha de más a su corazón. Su crono (8h11:41) es más que notable para un debutante y en condiciones normales le habría valido para estar cerca del podio teniendo en cuenta los resultados precedentes. Pero justo ayer la prueba se disparó desde el comienzo. Se fue demasiado rápido sobre la bicicleta y los primeros mantuvieron el tipo en la carrera a pie. Iván Raña, el otro gallego en la cita, finalizó en el puesto vigésimo quinto con un crono de 8h27:52. El de Ordes, cerca de los 39 años, salió del agua muy cerca de Gómez Noya, en las primeras posiciones, pero fue cediendo tiempo mediada la carrera en bicicleta y sufrió de lo lindo en la maratón final.

Muy por delante de los gallegos el alemán Patrick Lange se proclamó campeón del mundo por segundo año consecutivo con un tiempo de 7h 52:39, crono que supone un nuevo récord pues nadie había bajado hasta el momento de 8 horas en la prueba de Hawai.

Con este resultado, el triatleta de 32 años repite tanto el Campeonato del Mundo como el récord de la prueba, que logró en octubre de 2017, con un tiempo de 8h01:40.

El de Bad Wildungen (Hesse, Alemania) entró en la tercera y última prueba (maratón, 42,195 kilómetros) con más de seis minutos de desventaja respecto al primer clasificado tras terminar la especialidad de ciclismo, el australiano Cameron Wurf.

Y aprovechó su mejor ritmo en carrera -no en vano es el poseedor del récord de maratón en Hawai desde 2016, 2h 39:45- para remontar posiciones e imponerse en la línea de meta con el espectacular logro de bajar de las 8 horas por primera vez en las 40 ediciones de la prueba.

Los registros de Lange fueron 50:37 en los 3,8 kilómetros de natación, 4h 16:05 en los 180 de ciclismo y 2h 41:31 de atletismo.

Al término de la prueba, y al confirmar que había bajado de las 8 horas en competición, Lange interrumpió la entrevista oficial que le estaban haciendo ante el público para arrodillarse y pedir matrimonio a su novia, Julia, quien aceptó ante los aplausos de los presentes.

"Quiero agradeceros a todos el apoyo que he tenido para esta carrera y siento no haber podido hacerlo mejor. Pero al menos he aprendido cosas y seguiré trabajando duro para hacerlo mejor la próxima vez. Y por último, felicitar a los compañeros que acabaron en los puesto de honor por los carrerones que han hecho, en especial Patrick Lange (vencedor por segunda edición consecutiva)", concluyó Gómez Noya. Ahora tiempo para pensar, para meditar y planificar su futuro. El ferrolano debe decidir si se queda en el Ironman o si todavía se concede una oportunidad más en los Juegos de Tokyo en 2020.

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Restaurantes que recuperan antiguas recetas gallegasLa gastronomía gallega integra recetas con larga historia, entre cuyos ingredientes se...
La Coruña, conocida como «ciudad de cristal» por sus enormes cristaleras frente al mar, tiene aires de gran ciudad que se mezclan con el...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...