Usted está aquí

Bouzas, terminal XXL.

El Puerto apuesta por ampliar hasta 90.000 m2 la terminal de Bouzas para acoger 8 barcos a la vez.

Bouzas, terminal XXL.

El Puerto apuesta por ampliar hasta 90.000 m2 la terminal de Bouzas para acoger 8 barcos a la vez.

A. Otero

Vista desde el aire de la terminal de Bouzas

FdV - A. Otero 08/12/2019

Esta alternativa genera un kilómetro de atraque con suficiente calado para 4 grandes Ro-Ro de 230 metros de eslora

El estudio de alternativas para la futura ampliación de la terminal Ro-Ro ha concluido seleccionando una que aumenta la superficie en 90.000 m2. La extensión del terreno ganado al mar casi duplica al contemplado en la propuesta inicial, pero también ofrece ventajas competitivas. Al cambiar el formato del relleno, de uno rectangular a un cuadrado irregular, se agiliza el movimiento de los coches desde el estacionamiento hacia el barco, y viceversa. Aunque para el Puerto, “lo más importante” es la nueva línea de atraque generada. Casi un kilómetro más a sumar a los 1.250 metros lineales disponibles en la actualidad de modo que podrían operar hasta ocho buques de forma simultánea frente a los cinco de hoy en día. Más barcos a la vez y de mayor tamaño, con un total de cuatro gigantes de 280 metros de eslora.  Tras su presentación a los operadores de carga el pasado miércoles, solo falta por perfilar algunos detalles de esta alternativa de ampliación que la Autoridad Portuaria se propone enviar a Puertos del Estado para iniciar el largo estudio de impacto ambiental.

seleccionando una que aumenta la superficie en 90.000 m2. La extensión del terreno ganado al mar casi duplica al contemplado en la propuesta inicial, pero también ofrece ventajas competitivas. Al cambiar el formato del relleno, de uno rectangular a un cuadrado irregular, se agiliza el movimiento de los coches desde el estacionamiento hacia el barco, y viceversa. Aunque para el Puerto, “lo más importante” es la nueva línea de atraque generada. Casi un kilómetro más a sumar a los 1.250 metros lineales disponibles en la actualidad de modo que podrían operar hasta ocho buques de forma simultánea frente a los cinco de hoy en día. Más barcos a la vez y de mayor tamaño, con un total de cuatro gigantes de 280 metros de eslora.  Tras su presentación a los operadores de carga el pasado miércoles, solo falta por perfilar algunos detalles de esta alternativa de ampliación que la Autoridad Portuaria se propone enviar a Puertos del Estado para iniciar el largo estudio de impacto ambiental.

El diseño elegido surge después de un exhaustivo análisis entre técnicos del Puerto y los de la ingeniería adjudicataria del proyecto, Eptisa, con la participación de Capitanía Marítima, Corporación de Prácticos y operadores de la terminal de Bouzas. Una confrontación de ideas que cogió especial intensidad a raíz de los resultados del estudio geotécnico y batimétrico (profundidad) del ámbito de la actuación. Estos sondeos descubrieron algo desconocido cuando dibujaron el primer planteamiento para un aterramiento de 50.000 m2, “una propuesta de partida”, recalca el Jefe de Planificación e Infraestructuras de la Autoridad Portuaria, José Enrique Escolar.

La localización de un “paleocauce” obligó a variar el diseño del tablero

Justo atravesando el ámbito marítimo afectado por la actuación se localizó un “paleocauce”, que como su nombre indica describe el posible canal horadado en el lecho marino desde la época Paleolítica. Tan antiguo que está cubierto por 15 metros de fango más otros 24 metros por encima y otros tantos hasta la superficie. “Con el anterior relleno, el rectangular, nos llevaría a cimentar sobre más 50 metros, algo impensable técnica y económicamente”, razona.

La existencia de este paleocauce obligó a los técnicos portuarios a configurar, junto a los de Eptisa, otra solución que desembocó, en colaboración con los citados estamentos y colectivos, en la presentada el miércoles. “Es muy coherente, razonable económicamente y ambiciosa. La solución perfecta”, como así la considera Escolar por  “colmar las necesidades operativas de la terminal para los próximos 20 o 30 años”.

5.000 m2 sobre escollera

Con un trazado prácticamente cuadrado se consigue para estacionar vehículos y otra clase de carga Ro-Ro unos 90.000 m2, correspondiéndose 85.000 m2 a nueva superficie al aterrarse sobre 5.000 m2 del pie de escollera. Si bien desde el Puerto inciden sobre todo en la ganancia de atraque. Buena parte de los 950 metros lineales se disponen de manera que Bouzas pueda recibir hasta ocho buques de distintas esloras. Y dependiendo de su combinación con las plazas de los muelles actuales, cuatro serían transoceánicos, de 230 metros de eslora y capacidad para 8.000 CEUs (acrónimo en inglés de Unidades Equivalentes de Automóvil), y otros dos de 180 metros para 4.000 CEUs.

El formato “cuadrado” de la superficie ganada al mar busca agilizar el movimiento de coches hacia o desde el buque

El directivo portuario destaca varias ventajas en este diseño. La primera atañe a su ejecución. Con este formato, el resultante de los dragados que requeriría la construcción de los muelles laterales para nivelar un calado que parte de los 17 hasta los 21 metros se reutilizaría con su vertido justo en el corazón del nuevo tablero. Empleando esta mecánica de traslado del material captado tan cerca se evitaría el trasiego de camiones hacia el exterior o por delante de los vehículos nuevos para exportar protegiéndolos de esa suciedad y arañazos por polvo en suspensión que tanto incomoda a las marcas.

Otra ventaja se relaciona con la logística. Desde siempre los operadores han reprochado como principal inconveniente de la terminal olívica su fisionomía rectangular. Esta ordenación alarga los recorridos de los vehículos desde la zona donde aparcan hasta el barco, y al contrario, además de achicar la superficie disponible por la obligación de reservar pasillos holgados para el movimiento de las unidades. “Con una superficie cuadrada la distribución del estacionamiento y los movimientos se agilizan al acercar el barco al vehículo y viceversa. Por esta razón, esta alternativa es más aprovechable para los operadores”, asegura Escolar.

Más “duques de alba”

Los 90.000 m2 ganados al mar representan la parte más importante de la ampliación pensada para Bouzas pero no la única. Además de esta Fase 1-A, hay otra dos contempladas. Una se corresponde con la ya conocida Fase 1-B, la que abarca esa lámina de agua encajonada al fondo de la dársena donde hay dos rampas sin apenas uso. De hecho, hace años que solo se utiliza una. Aparte de que por su reducido calado solo permite la entrada de Ro-Ro de pequeño porte, la otra razón es que sitúa a los buques tan cerca uno del otro que los prácticos desaconsejan atracar en ambos a la vez por inseguro. Aterrando este ámbito se ganarían otros 15.000 m2 para estacionar vehículos.

La tercera fase, 1-C, no implica ningún relleno. Consiste en el pilotaje de dos “duques de alba” al final del muelle de 370 metros que parte desde la rampa 6. Con esta extensión lineal, que acabaría en paralelo a la de los “duques” ya existentes en la rampa flotante 7 que usan en exclusiva buques de la autopista del mar, podrían atracar a la vez dos buques de 180 metros.

PSA apoya el proyecto por anticiparse al aumento de volúmenes

La primera vez que PSA se pronuncia sobre el proyecto

 

La presentación oficial de la propuesta de ampliación de la terminal de Bouzas se produjo en el transcurso de la reunión que celebró el grupo de trabajo de Mercancías del Blue Growth (Crecimiento Azul) este miércoles en el edificio de Sesiones del Puerto. Aunque varios de los veinte directivos que participaron en este encuentro ya conocían los detalles centrales del planteamiento desde hace meses al estar muy implicados en su concreción por pertenecer a empresas que gestionan el movimiento de vehículos en el recinto Ro-Ro. Y al igual que estos operadores también la dirección de la planta de PSA ha sido puntualmente informada por la cúpula de la Autoridad Portuaria de los avances en una obra en realidad pensada para adaptarse a las previsiones de producción de la fábrica automovilística. Así que a preguntas de este periódico, desde Balaídos aprovecharon para dar la bienvenida a la iniciativa: “Nuestra valoración es positiva. Todo lo que contribuya a mejorar la operatividad del puerto es positivo. Conocemos el proyecto de ampliación y nos parece bien. Nos parece bien lo que está haciendo el puerto para asegurar la capacidad y fluidez en los flujos de la terminal de Bouzas, anticipándose al aumento del volumen, que será importante”.  Como referencia, desde PSA avanzan que el próximo año exportará por Bouzas 100.000 coches más.

Etiquetas: 
Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...