Usted está aquí

El brazo logístico de PSA desvía coches a Porriño para aliviar el colapso en la terminal de Bouzas.

Gefco aplica esta medida preocupado por la situación del Vista desde el silo del lateral norte de la terminal Ro-Ro, abarrotada de vehículos a mediodía de ayer. // A.O.estacionamiento, agravada estos días por falta o retraso de barcos a causa del mal tiempo

El brazo logístico de PSA desvía coches a Porriño para aliviar el colapso en la terminal de Bouzas.

Gefco aplica esta medida preocupado por la situación del Vista desde el silo del lateral norte de la terminal Ro-Ro, abarrotada de vehículos a mediodía de ayer. // A.O.estacionamiento, agravada estos días por falta o retraso de barcos a causa del mal tiempo

FdV - a. otero 29.11.2019 | 01:41

Vista desde el silo del lateral norte de la terminal Ro-Ro, abarrotada de vehículos a mediodía de ayer. // A.O.

Hasta la bandera, en un sentido preocupante. Los peores presagios de las empresas que gestionan el estacionamiento de la terminal Ro-Ro se han cumplido. Basándose en esa producción de PSA disparada con el éxito en ventas de los nuevos modelos (furgonetas K9 y el todocamino V20), estos operadores ya se temían serios apuros para movilizar todo este extraordinario movimiento con la superficie actual, pero ni mucho menos creían que el cambio de un escenario manejable a un colapso pudiera suceder tan pronto y con visos de escapar a su control. El recinto rozó a mediodía de ayer 18.000 coches y más de 200 semirremolques, quedando solo a 2.000 unidades de un bloqueo técnico que se evita precisamente dejando siempre vacío el espacio equivalente en estacionamiento a esa cifra para garantizar una movilidad segura y eficiente de tierra al barco. Ante la gravedad de la situación, los responsables logísticos de la fábrica optaron por reorientar el flujo de unidades hacia la campa de Porriño, un desvío al que Gefco recurrirá casi con toda probabilidad en más ocasiones a lo largo de los próximos meses.

Conforme aumente la llegada de los barcos de Tánger con grandes volúmenes producidos en la planta de la firma gala en Kénitra en compañía de otros tantos de la planta marroquí de su rival Renault -20.000 más entre ambos-, los operadores de Bouzas dan por seguro que el desvío de camiones de Balaídos a Porriño pasará de una medida "puntual a habitual en 2020".

Sobre todo si a las limitaciones de espacio se suman factores tan imprevisibles como el meteorológico, uno de los principales desencadenantes del panorama tan complicado que afronta la logística en Bouzas en la recta final del año. Al contrario de lo que pudiera parecer, la dinámica en esta terminal busca imitar el ritmo de just in time de la fábrica a la que sirve de trampolín exportador. De modo que lo ideal sería que los coches que entran permaneciesen el mínimo tiempo aparcados a la espera de su embarque. Y lo mismo para la operativa inversa, que tan pronto se descarguen abandonen Bouzas o se transborden a otros barcos.

Pero este objetivo que aunque acostumbrados a la alta ocupación de la explanada les obsesiona a diario, a los operadores se le resiste cuando falla el actor principal: los barcos. Y a causa de la sucesión de temporales, en Bouzas se vivieron varios días esta semana sin ningún buque o se retrasó tanto su arribada, en especial de aquellos de gran porte, que el acúmulo de vehículos siguió más o menos en los mismos niveles.

"Estamos a reventar", inciden desde las empresas. Porque mientras sortean el agobio de sitio, desde Balaídos, donde no se trabaja a expensas de las ventiscas, siguen enviando al recinto portuario, entre coches y furgonetas, entre 1.200 y 1.400 diarios. Esta era la cadencia media de entrada, hasta que ayer Gefco decidió recortarla.

"Solo una parte"

Tras conocer este miércoles las previsiones que avanzaba la llegada a cuenta gotas a la terminal Ro-Ro de esos buques capaces de cargar grandes cantidades, el brazo logístico de PSA comenzó a desviar tráilers a su explanada de Porriño. De momento se trata de una medida de aplicación "puntual", según fuentes portuarias, insistiendo en que no afecta a todos los camiones que salen de fábrica con coches para exportación. "Solo a una parte", matizan.

Aparte aclaran que el auténtico desahogo para la congestionada capacidad del mayor estacionamiento al aire libre de Galicia vendrá siempre de buques como el de ayer. Procedente de Noruega, el Viking Amber cargaría al final de la jornada más de 2.600 coches con destino Zeebrugge (Brujas). De sucederse operativas así de relevantes el recinto Ro-Ro podría, aun sufriendo, aguantar el tipo. Todo dependerá de si el tiempo no complica de nuevo las escalas. Hasta la fecha la única conexión que no ha registrado alteraciones en sus líneas hacia o desde Vigo ha sido la autopista del mar y su extensión a Tánger

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...