Usted está aquí

Vigo producirá baterías eléctricas para todas las plantas europeas de PSA.

El grupo lidera el primer consorcio europeo para romper el monopolio asiático.

Vigo producirá baterías eléctricas para todas las plantas europeas de PSA.

El grupo lidera el primer consorcio europeo para romper el monopolio asiático

m. sío dopeso  - vigo / la voz 22/06/2019 05:00 h

Sin baterías no hay coche eléctrico. Y a Europa no le queda más remedio que ponerse las pilas si quiere que su plan para eliminar los motores de combustión de las carreteras comunitarias alcance su objetivo en el 2040.

La alianza europea para fabricar baterías para coches eléctricos en la UE lleva meses sentando sus bases y España se estaba quedando atrás. El Gobierno en funciones ha reaccionado y esta semana ha anunciado su intención de participar en la próxima reunión de coordinación del proyecto europeo, que lideran Alemania y Francia, junto con un grupo de empresas españolas, entre las que, de momento, no figura ninguna gallega, a pesar de que Galicia es la segunda comunidad productora de vehículos de España, por detrás de Cataluña..

Sin embargo, Galicia, de la mano del grupo PSA, va varios pasos por delante en la apuesta por el vehículo eléctrico, no solo porque desde el centro de producción de Vigo llevan varias décadas saliendo furgonetas 100 % eléctricas; y todos los modelos producidos tendrán su correspondiente versión enchufable en el año 2020, sino porque la planta gallega es la única del grupo francés, y de las 17 fábricas de coches instaladas en España, que cuenta con una factoría de baterías eléctricas.

Hasta ahora, esa instalación solo ocupaba mil metros cuadrados de superficie, y ensamblaba los componentes de las baterías que llegaban procedentes de Asia, para equipar la antigua gama de furgonetas Berlingo y Partner.

Pero PSA ha decidido multiplicar por cuatro su superficie y su capacidad de producción, para montar los nuevos modelos de baterías más complejas, que irán en todos los vehículos eléctricos del grupo.

Esta apuesta por Vigo sitúa a la automoción gallega en el epicentro de la estrategia eléctrica de PSA. La multinacional francesa lidera ya el primer consorcio de baterías eléctricas de Europa, producto de la cooperación francoalemana. Esta primera alianza está formada por los grupos Total y Saft junto al fabricante automovilístico PSA, pero su capacidad no será suficiente para frenar la hegemonía asiática.

Consorcio España-Portugal

El proyecto impulsado por Alemania y Francia para lanzar el consorcio europeo de baterías eléctricas inicialmente podrá recibir un máximo de 1.200 millones de euros en subvenciones públicas a las empresas que se impliquen, según han anunciado la Comisión Europea y los Gobiernos de ambos países. ¿Cuánto está dispuesto a aportar España?

El secretario general de Industria y Pyme en funciones, Raúl Blanco asegura que España va a tratar de incorporarse a los consorcios de fabricación de baterías europeos, junto a Francia y Alemania; pero también ha adelantado que «España no descarta liderar una nueva alianza, para lo que se podría unir con Portugal». Desde el ministerio aclaran que es una línea de trabajo abierta, en la que se irá profundizando. De momento, solo confirman que la semana que viene «España estará en una importante reunión en Alemania para tratar estos temas».

Para que el país siga teniendo el peso industrial que tiene en la actualidad necesitará alcanzar una cifra de 500.000 vehículos eléctricos en el 2030, según el cálculo de Anfac, la patronal de fabricantes.

El fabricante galo pone en marcha la planta de Kenitra, con capacidad para 200.000 vehículos

PSA ha puesto una pica en el norte de África, que amenaza con convertirse en una seria amenaza para las plantas europeas del grupo, en especial para las de la península ibérica. Durante la inauguración, en Kenitra (Marruecos), la compañía automovilística explicó que las 200.000 unidades anuales que podrá fabricar este centro se destinarán a 80 mercados diferentes y destacó que dichos modelos cumplirán con los estándares de calidad internacionales del consorcio.

El acto de inicio de la fabricación en este nuevo centro productivo contó con la presencia del rey Mohammed VI, quien garantizó a la cúpula de la multinacional francesa las mejores condiciones para asegurar la competitividad de esta instalación industrial que, de entrada, se beneficiará de los bajos costes laborales de Marruecos, pero, sobre todo, de uno de los mayores parques de proveedores de componentes, instalados en Tánger Med, la zona franca marroquí, privilegiada por sus conexiones logísticas y sus bonificaciones fiscales.

De esta planta saldrá el nuevo 208 que, además de en Kenitra, también se ensamblará de forma paralela en la factoría de Trnava (Eslovaquia).

PSA quiere que al menos el 50 % de las piezas y los componentes de su nueva fábrica se suministren desde Kenitra, lo cual supone amenazas pero también oportunidades para los proveedores gallegos. Allí está desde hace 6 años Viza Tánger, filial del vigués Grupo Viza (adquirido por Magna), con dos plantas; o el grupo Hispamoldes, especializado en moldes de inyección de plástico

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...