Usted está aquí

Nodosa prevé alcanzar los 700 empleos este año y vuelve a los orígenes con un nuevo mejillonero.

Firma un bateeiro de 22 metros y concluye el primer buque factoría para este sector - Reformará seis atuneros hasta final de año.

Nodosa prevé alcanzar los 700 empleos este año y vuelve a los orígenes con un nuevo mejillonero.

Firma un bateeiro de 22 metros y concluye el primer buque factoría para este sector - Reformará seis atuneros hasta final de año.

adrián amoedo vigo 21.09.2019 | 01:15

El proyecto "Ecomytilus", ya finalizado en Marín. // FdV

El astillero marinés Nodosa Shipyard ha vuelto a los orígenes. Tras especializarse en la fabricación de arrastreros de altura y gran altura y en la modernización de atuneros, la factoría ha vuelto a firmar un contrato para construir un barco auxiliar para el sector mejillonero. El bateeiro, de 22 metros de eslora y 7 de manga, supone que la atarazana retome un nicho de mercado con el que inició las 300 construcciones que acumula hasta la fecha. Y es que la primera treintena de barcos facturados desde sus instalaciones de Marín correspondieron a este tipo de barcos. "Es un sector con el que tenemos una vinculación especial, porque fue el inicio de nuestra actividad constructora", explican fuentes de Nodosa. Con esta construcción y con la puesta en marcha de los portacontenedores para Groenlandia la factoría prevé alcanzar el pico histórico de 700 empleados.

El mejillonero es para un armador de O Grove y el corte de chapa ya ha comenzado. Será la construcción número 298 (la 300 ya fue asignada al nuevo arrastrero de Rampesca) y su precio ronda el millón de euros.

En esta "vuelta a los orígenes" también es clave el proyecto de I+D Ecomytilus, el primer buque factoría para el sector mejillonero cuya construcción fue avanzada por FARO a finales de 2016. Según explican desde Nodosa, los técnicos del CDTI realizarán la auditoría en los próximos días y el barco será entregado. En el proyecto participaron otras tres firmas gallegas: Alfogar (Vilanova de Arousa), Gefico (A Coruña) y Barlobento (O Grove), firma que testa el barco con el producto de sus bateas.

Por otro lado, Nodosa ha logrado uno de los objetivos que se fijó cuando se hizo con Factoría Naval de Marín: especializarse en el sector de los atuneros. En la actualidad está trabajando en tres buques ( Reina de la Paz, Ugavi Dos y Playa de Azkorri), en breve regresará el Templario I (que ya reformó por completo entres 2017 y 2018) y antes de final de año hará la prolongación de popa a otros dos barcos gemelos de una firma de Marsella (Francia).

Estas reformas, sumadas a los barcos de nueva construcción que figuran en la cartera de pedidos (siete, dos de ellos en pruebas de mar), será la que eleve el número de empleados en la factoría. Una principal incidencia tendrán los dos portacontenedores de 38 metros para Royal Arctic Line, cuyo corte de chapa se espera en el último trimestre de 2019.

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...