Usted está aquí

Holanda saborea y bebe Galicia por la televisión.

Un programa descubre en horario de máxima audiencia la gastronomía y vinos gallegos

Holanda saborea y bebe Galicia por la televisión

Un programa descubre en horario de máxima audiencia la gastronomía y vinos gallegos

jorge álvarez vigo 09.03.2019 | 20:08

Un instante del programa en la Ribeira Sacra // AVROTROSUn instante del programa en la Ribeira Sacra // AVROTROS

Un instante del programa en la Ribeira Sacra // AVROTROS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es la primera vez que la televisión extranjera o el cine se fija en Galicia para rodar una película o un programa. Gwyneth Paltrow, el chef Gordon Ramsay o Martin Sheen visitaron estas tierras para descubrir la gastronomía gallega, los rincones más espectaculares o, como el caso del protagonista de Apocalypse Now, el Camino de Santiago.

Tampoco es la primera vez que la televisión holandesa visita Galicia para grabar un programa. Fue en 2015 cuando la Xunta invitaba al equipo de 3 Op Reis -un espacio seguido por casi un millón de holandeses- para filmar durante cinco días los paraísos de la comunidad, aunque en su ruta olvidasen las Islas Cíes.

Ilja Gort en un momento de la grabación de programa en Galicia // AVROTROS

Ilja Gort en un momento de la grabación de programa en Galicia

Esta vez, todo ha sido muy diferente para los espectadores de la televisión pública de Holanda porque el viaje por Galicia era a través de los sentidos, con la gastronomía y los vinos gallegos como protagonistas. El programa: Gort over Grens, algo así como Gort cruza la fronteraque ha elegido Galicia como primera parada de la que será su segunda temporada, una serie dedicada a la gastronomía y los caldos en un periplo por España de doce capítulos.

Son 30 minutos de programa en los que Ilja Gort, un polifacético y popular enólogo en Holanda, viaja en un descapotable blanco a tres puntos del sur de Galicia con una breve escapada al mercado de ganado de Santiago de Compostela para dejarse seducir por la gastronomía, el peso de las tradiciones y, sobre todo, los vinos con denominación de origen.

Primera parada: Santa Trega

Pese a que el programa arranca con el tópico de la música flamenca para hablar de España, Gort pronto explicará que Galicia escapa de cualquier estereotipo español y se escapa hasta el castro celta de Santa Trega para explicar las raíces de la historia gallega que explican el carácter y singularidad del destino que descubrirán los espectadores.

"Los españoles en Galicia, que no se consideran españoles", explica nada más empezar su viaje en coche, "tienen un idioma diferente, hábitos alimenticios diferentes, otra música€ son hombres y mujeres de hierro". Es entonces cuando en el monte de A Guarda repasa la huella de la cultura celta en Galicia, comparándolos con Astérix y Obélix.

Segunda parada: Combarro

La segunda parada de Ilja Gort en Galicia es en Combarro. Allí se encuentra con Ángela García Torres, presidenta de las mariscadoras y junto a ella trabajará la arena para conocer de primera mano el marisqueo y las clases de bivalvos que se producen en este rincón de la ría de Pontevedra: almeja Fina, Japónica y el berberecho.

De las primeras, después de intentar sacar una muestra en la playa, comerá una buena ración de almejas a la marinera acompañado de un Albariño que Ángela se encarga de dejar bien claro que es lo mejor que puede probar: " Un manjar. A la marinera, crudas con un chorrito de limón y una copa de Albariño. Exquisito".

Ilja Gort en el merado de ganado de Amio, Santiago de Compostela

Ya antes, con los pies en el agua, la presidenta de las mariscadoras le roba el protagonismo al viajero holandés cuando este trata de explicarle a la audiencia la heroicidad de su trabajo. "Las mujeres gallegas tenemos mucha...", le dice mientras hace el signo de la fuerza como un gimnasta.

Tercera parada: Santiago de Compostela

La tercera parada del enólogo holandés en Galicia es sin duda una de las más inesperadas. Aunque deja claro que Santiago de Compostela es un destino famoso por su catedral y el Camino de Santigo, él prefiere visitar el mercado de ganado de Amio para comer pulpo á feira y beber un Ribeiro en taza.

Resulta curioso cómo el viajero observa asombrado el pulpo ante la atónita mirada de la pulpeira que, amablemente, le prepara una ración de pulpo mientras presume de vitrina de premios. También se queda perplejo cuando le sirven el vino en taza y no en copa. "Cunca. El Ribeiro se sirve siempre en cunca", le dice Juan Guerra, el propietario de la pulpería que desde hace décadas da de comer a los visitantes.

Cuarta parada: Ribeira Sacra

La última de las paradas de Gort en Galicia será en el interior, en la Ribeira Sacra. Allí conocerá de la mano de Jorge Carnero, de Viña Cazoga, en qué consiste la viticultura heroica, la razón por la que los vinos Amandi y Mencía tienen el sabor mineral tan característico y verá alguno de los paisajes de una zona que quiere ser patrimonio de la humanidad.

Alli tendrá tiempo de tomar una copa con los amigos y la familia del bodeguero gallego. "Me gusta", le dice después del primer sorbo. "Es un vino con... ¡cojones!", explica entre las carcajadas de su compañía

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...