Usted está aquí

No han parado de perder población desde 1981 cerca de 245 concellos gallegos.

En las últimas cuatro décadas solo ha crecido el censo de 68 municipios, frente a los 94 en que mermó más del 50 por ciento.

No han parado de perder población desde 1981 cerca de 245 concellos gallegos.

En las últimas cuatro décadas solo ha crecido el censo de 68 municipios, frente a los 94 en que mermó más del 50 por ciento.

 

El problema demográfico no cesa en el interior de Galicia. Un hombre desbroza una finca en la provincia de Lugo - FOTO: E. T.

SOFÍA POMAR

La hemorragia demográfica provocada por la constante pérdida de población en Galicia sigue sin cerrarse. Así se constata en los datos oficiales del padrón de 2019 en que se contabilizaron 2.699.499 gallegos, frente a los 2.701.743 de 2018. Certifican la tendencia de caída de habitantes seguida desde hace una década, que se muestra especialmente grave en 245 de los 313 concellos de la comunidad en que la pérdida de vecinos no ha parado hace 40 años.

El último padrón municipal publicado por el Instituto Nacional de Estadística refleja un saldo vegetativo positivo solo en 68 municipios desde 1981. En este escenario destaca la situación por la que desde 1981 el 25 por ciento de los municipios, un total de 94, han visto mermado su censo en más del 50 por ciento.

El mapa demográfico evidencia que se ha reforzado la tendencia de crecimiento de población en los grandes municipios de A Coruña y Vigo y de sus áreas respectivas de influencia, en contraste con la situación de numerosas localidades de Lugo y Ourense, que discurren en sentido contrario.

Del conjunto de casos de despoblación destacan San Xoán de Río, y A Teixeira.

Tras una dramática evolución demográfica constatada en que en casi 40 años perdió ocho de cada diez de sus vecinos, A Teixeira es ahora, con 316 habitantes, el segundo municipio con menor población de Galicia. El primero, en negativo, con 215 habitantes es el lucense Negueira de Muñiz. En declaraciones a Europa Press, su alcalde, José Manuel Braña, incide en que el problema es "la ruralidad", ya que "no es lo mismo ser un ayuntamiento pequeño cerca de la capitalidad" que en zonas más aisladas. Lamentó seguir "siendo ciudadanos de segunda" en temas como disponer del "peor" servicio de internet o los "100 kilómetros" hasta un hospital.

El alcalde de Negueira de Muñiz cree que los ayuntamientos de la 'España vaciada' no están respaldados por administraciones como la Xunta o el Estado. "Pero nada de nada de nada", insiste. Y esto es así porque "la política se basa al final en cuentas de votos y los votos están en las ciudades". "Se ha perdido el respeto institucional", añade.

En este diagnóstico coincide con el alcalde de A Teixeira, Miguel Antonio Cid, ya que asegura que "haces peticiones con todo el interés como mejora de caminos, de abastecimientos, de otras infraestructuras, y no son atendidas porque claro, la presión de la población es pequeña".

Para el profesor titular de Geografía Humana y Geodemografía de la USC, Julio Hernández Borge, las administraciones "deben tratar de ordenar el territorio y frenar los desequilibrios presentes", pero "sobre todo" de cara al futuro.

El experto asigna la de despoblación a "la emigración y sus consecuencias", como el envejecimiento y la bajada de la natalidad. Todo este proceso, que continúa, afectó más a Ourense y a Lugo "por su menor desarrollo económico y urbano", afirma.

LOS DATOS

1 Lugo En los últimos 38 años un total de 26 ayuntamientos redujeron población a la mitad, llegando a superar esta situación. Resaltan las caídas de más del 70 por ciento registradas en Navia de Suarna, que contaba con 3.773 vecinos en 1981 frente a los 1.081 contabilizados en el último censo; y en Muras, que pasó de 2.228 a tan solo 642.

2 Ourense concentra las mayores fugas y la mayor despoblación. Entre 1981 y 2019, solo ocho municipios crecieron, frente a los 84 restantes que bajaron. Ascendieron once en que la caída supera el 70 por ciento: Baltar, O Bolo, Castrelo de Miño, Cualedro, Lobeira, Parada de Sil, San Xoán de Río, A Teixeira, A Veiga y Verea.

3 Pontevedra decrecieron cuatro concellos de entre los 61 de la provincia: Agolada, Covelo, Forcarei y Crecente.

4 A Coruña siguieron la tendencia de caída cinco de los 91 municipios: A Baña, A Capela, Mañón, Toques y Vilasantar.

  5 Ames es la cara contraria ya que registró el mayor crecimiento de Galicia, con un ascenso del 233,7 por ciento al pasar de 9.527 vecinos en 1981 a 31.793 en 2019. Esto ocurre de forma similar en Cambre, con una subida del 168,5 por ciento, así como en Culleredo, con un alza del 141 por ciento y Oleiros con un 139,9 por ciento más y, todos, en el área metropolitana de A Coruña.

  6 A Teixeira, con 316 habitantes, es en la actualidad el segundo municipio con menor población de Galicia. El primero, con 215 habitantes, se encuentra en la provincia de Lugo: Negueira de Muñiz.

  7 San Xoán de Río destaca en las situaciones de despoblación de concellos gallegos al pasar de 2.755 residentes en el arranque de la década de los 80 a 531 en enero de 2019.

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...