Usted está aquí

Se disparan los mayores que viven solos y están en riesgo de pobreza.

Siete de cada diez son mujeres | La razón está sobre todo en las bajas prestaciones por viudedad.

Galicia Las dificultades económicas de los jubilados gallegos

Se disparan los mayores que viven solos y están en riesgo de pobreza.

Siete de cada diez son mujeres | La razón está sobre todo en las bajas prestaciones por viudedad.

FdV - Paula Pérez 13/01/2020

Cada vez son más los mayores que viven solos. En un año la cifra creció casi un 10 por ciento y ya suman 130.000. Esta soledad es un factor de riesgo. Estos ancianos se alimentan peor, se cuidan menos y tienen más dificultades para acceder a servicios o ayudas públicas. Pero la situación se agrava si además sus pensiones son bajas. Según los datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), la tasa de riesgo de pobreza en hogares unipersonales conformados por un mayor de 65 años se duplicó en solo un año. Son casi 25.000 y las mujeres son las más perjudicadas pues se encuentran en esta situación 19.000. La razón está sobre todo en unas pagas de viudedad que son las más bajas de España.

La pensión media de viudez en Galicia se sitúa en los 563 euros, cuando en España está en 644 euros. Es la única comunidad que baja de los 600 euros. Mientras, una prestación por jubilación ronda los 910 euros, la segunda más reducida del Estado. A esto hay que sumar que entre 2014 y 2017 las pensiones estuvieron congeladas y este año no se subirán hasta que haya Presupuestos Generales del Estado.

Pero hay otro factor que incide en una mayor tasa de pobreza entre los mayores gallegos: son las pensiones no contributivas de jubilación, que reciben aquellas personas que no han cotizado y que son especialmente bajas. En Galicia hay 24.200 gallegos que cobran esta prestación y la mayoría son mujeres. La paga media son 369 euros al mes, que la Xunta complementa con un plus anual de 206 euros.

Este panorama explica que, según los datos de 2018, dos de diez mayores que viven solos estén en riesgo de pobreza, cuando en 2017 eran solo el 10 por ciento.

Los casi 25.000 ancianos gallegos al borde de la penuria económica son casi el doble que los 13.000 registrados un año antes. De ellos 19.000 son mujeres y 5.800 hombres.

Pero además el número de mayores que viven solos no deja de crecer. En 2018 experimentó el mayor aumento de la década: casi un 10 por ciento. En solo un año más de 11.300 se quedaron solos en sus casas.

Dos de cada diez gallegos de 65 o más años vive en soledad, según los datos del IGE. De hecho, más de la mitad de los hogares unipersonales que hay en Galicia están compuestos por un mayor de 65 años. Y de nuevo, éste es un problema con nombre femenino, puesto que el 72 por ciento son mujeres. Hay 93.000 mujeres gallegas que viven solas, frente a 36.200 varones.

Xosé Cuns, Director de la Rede Galega contra a Pobreza

“Muchos son dependientes sin ayudas porque no son capaces de pedirlas”

“Muchos son dependientes sin ayudas porque no son capaces de pedirlas”

Xosé Cuns

Soledad y bajas pensiones son mala combinación. El director de la Rede Galega contra a Pobreza, Xosé Cuns, urge a la Xunta a elaborar el Plan contra la Soledad comprometido para abordar esta problemática.

– ¿Por qué se duplican los mayores que viven solos y están en riesgo de pobreza?

– En general, aumenta la tasa de pobreza entre los mayores y lo hace por primera vez en años. Durante la crisis, mientras la mayoría de la población veía disminuidos sus ingresos, las pensiones mantuvieron su poder adquisitivo. Ahora salimos de esta crisis, el resto de los ciudadanos tienen más rentas, pero las pensiones se mantienen en los mismos niveles que hace años.

– ¿Es peor la situación en Galicia que en el resto del Estado?

– En Galicia la situación se agrava porque gran parte de las pensiones son de viudedad.

– Resulta llamativo que afecte sobre todo a mujeres…

– Sí, les afecta especialmente. Hay muchas pensiones de viudedad que están por debajo del umbral de la pobreza severa.

– Esta situación se agrava si estas personas viven solas, ¿no es así?

– Es un problema. La Xunta aceptó una de nuestras demandas que es elaborar un Plan contra la Soledad. El problema de muchas de estas personas es que son dependientes y no reciben ayudas porque tampoco son capaces de pedirlas. Y además viven en pisos sin accesibilidad. Es una soledad forzada.

– Qué consecuencias puede acarrear?

– Sufren más enfermedades. Tienen más deterioro cognitivo y al no poder moverse ni hacer ejercicio tienen más problemas en los huesos, más artrosis, además de la tristeza de vivir en soledad. En cuanto a la alimentación, no puedo generalizar, pero conocemos gente que come solo de lata porque no puede comprar nada fresco.

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...