Se encuentra usted aquí

Un gallego que paga 27.000 € por su herencia abonaria 1.200 en Madrid

Un gallego que paga 27.000 euros por su herencia abonaría 1.200 en Madrid

El contribuyente que hereda en Galicia dos pisos y 30.000 euros desembolsa 20 veces más que en otras autonomías - Cantabria y La Rioja, las CCAA con el impuesto de sucesiones más bajo

R. Prieto | A Coruña 15.02.2015 | 04:55

El rompecabezas tributario en España pone de manifiesto la brecha entre comunidades, con grandes diferencias en los gravámenes que imponen a sus contribuyentes. Uno de los impuestos que marcan una escandalosa diferencia según la autonomía en la que se resida es el de sucesiones. Más de 150 gallegos renuncian cada mes a sus herencias, un 25% más que el año pasado y casi el doble que antes de la crisis. La factura fiscal que se paga al aceptar los bienes heredados es una de las causas que está detrás de los rechazos.

Los datos hablan por sí solos; un gallego paga 22 veces más que en autonomías con el impuesto de sucesiones rebajado. Es decir un contribuyente de más de 25 años que hereda dos pisos y 30.000 euros en efectivo en el banco paga en Galicia casi 27.000 euros frente a los apenas 1.200 que tendría que tributar por esa misma herencia en Madrid, según cálculos realizados por el Colegio de Economistas de Pontevedra.

En este puzzle tributario Galicia está en una oposición intermedia. Tiene a siete comunidades que están por encima (por este orden donde menos hay que tributar por recibir una herencia son Cantabria, La Rioja, Madrid, Castilla-La Mancha, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana), y otras siete por debajo (la que más paga es Murcia, seguida de Andalucía, Asturias, Extremadura, Canarias, Castilla y León y Aragón). En una horquilla que puede ir de un mínimo de casi cero euros a 55.000, Galicia se coloca, en este caso, por debajo de los 30.000 euros. Las diferencias en el impuesto de sucesiones alcanzan en la actualidad un 13.000%. O lo que es lo mismo un murciano tiene que pagar por los bienes que hereda 130 veces más que lo que paga un cántabro.

Haz click para ampliar el gráfico

Desde el Colegio de Economistas de A Coruña, su decano, Miguel Vázquez Taín, advierte de que "no es de recibo" que haya tantas diferencias impositivas entre comunidades porque esas "distorsiones" pueden condicionar la residencia por motivos fiscales. "Hay que ir hacia una homogeneización de los impuestos", urge Taín.

Para su homólogo en el Colegio de Economistas de Pontevedra, Juan José Santamaría Conde, esta brecha tributaria entre comunidades "atenta contra el principio constitucional de igualdad ante la ley, y por tanto, de derechos y deberes de los españoles, con independencia de la comunidad autónoma de vecindad".

El impuesto de sucesiones está cedido a las comunidades autónomas, tanto su recaudación como la capacidad para subir y bajar los tipos de gravamen y establecer bonificaciones y deducciones. Desde el año 2002, se desencadenó una competencia feroz entre Ejecutivos autonómicos, -mediante rebajas fiscales y otro tipo de bonificaciones. que ha dividido el conjunto del país en dos grupos. En uno están los que prácticamente han eximido a los hijos, padres o cónyuges de cargas tributarias por herencias. Ahí se encuentran Cantabria, La Rioja, Madrid, Castilla-La Mancha, Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana, con bonificaciones de entre el 99y el 100%. Y en el otro, las demás, entre ellas Galicia, que han optado por supresiones o bonificaciones parciales y acotadas a herencias modestas.

Bonificaciones

En el caso de la comunidad gallega, al igual que Baleares, tienen bonificaciones adicionales para los descendientes menores de 21 años. Un hijo de esta edad, según apunta Santamaría Conde, no tributaría en Galicia hasta un millón de euros.

En algunos casos se exige que la base imponible sea menor a una determinada cantidad -es el caso ya apuntado de Galicia o en Asturias el ascendiente o descendiente está exento si hereda el equivalente a 150.000 euros, salvo que el patrimonio supere los 402.678 euros- y en otros que la bonificación no supere un límite establecido (Murcia).

En determinadas comunidades como Valencia, la bonificación para los ascendientes y descendientes está supeditada a que los sujetos pasivos sean residentes en esa región. Junto a Comunidad Valenciana, Asturias, Castilla-La Mancha y Murcia tiene bonificaciones de entre el 99 y 100% para discapacitados. Además de la bonificación para descendientes menores de 21 años, Baleares también tiene una deducción para ascendientes y descendientes independientemente de la edad.

En el conjunto de las comunidades autónomas, cuando el patrimonio supera los 402.678 euros, supone incrementos en la cuota del 50 al 100%, aunque para herederos colaterales (hermanos, tíos, sobrinos). Pero para descendientes o ascendientes, no suele operar tal límite del patrimonio propio previo al heredero. Independiente de las reducciones y tarifas en uno y otro caso, Madrid tiene una deducción en cuota del 99% para descendientes y ascendientes. Esta deducción permite a un contribuyente afincado en Madrid, Cantabria o La Rioja no pagar casi nada cualquiera que sea el valor de los bienes heredados. Si en esas comunidades se pagan 1.500 euros por una herencia de 800.000 euros, en Galicia la cuota puede alcanzar los 70.000 euros.

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

En la actualidad se le está dando mucha importancia a la estética. Uno de los principales aspectos que fomentan es la sonrisa reluciente....
La marcha nordica, la mejor manera de hacer el Camino de Santiago ayudandose de dos bastones, con multiples beneficios para la salud....

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...