Usted está aquí

Javier Ares Yebra: "La interpretación traduce lo que sientes y solo tienes una vida para experimentar.

El músico, compositor e investigador betanceiro alterna su residencia en Buenos Aires con giras por Europa para dar conciertos y conferencias. Actualmente realiza una estancia de investigación en la Fundación Sacher de Basilea.

Javier Ares Yebra: "La interpretación traduce lo que sientes y solo tienes una vida para experimentar"

El músico, compositor e investigador betanceiro alterna su residencia en Buenos Aires con giras por Europa para dar conciertos y conferencias. Actualmente realiza una estancia de investigación en la Fundación Sacher de Basilea

Sandra Penelas 03.02.2019 | 04:00

El betanceiro Javier Ares, en una reciente visita a Galicia. "Si detectas una pasión, debes escucharla. Es la propia vida hablándote". A Javier Ares (Betanzos, 1983) la música le cautivó de crío, durante aquellas alegres reuniones familiares que su padre amenizaba a la guitarra, y conserva intacta esta fascinación como intérprete, compositor e investigador. Una entrega que le mantiene entre 6 y 7 meses en Buenos Aires, su "sede central", y el resto del año viajando por el mundo para ofrecer charlasy conciertos. Formado en guitarra clásica en los conservatorios de A Coruña y Córdoba, también se tituló en Comunicación Audiovisual en la Rey Juan Carlos. Llevado por su "espíritu inquieto" y su necesidad de "reflexionar sobre la música desde otro punto de vista", realizó un máster de investigación y se doctoró con premio extraordinario en la Universidad de Vigo con la primera tesis española sobre el filósofo y musicólogo ruso Pierre Souvtchinsky y su influencia en Stravinsky.

La Universidad de Harvard invitó al genial compositor ruso en 1939 para impartir un ciclo de conferencias y él recurrió a Souvtchinsky en busca de ayuda. Sin embargo, su nombre apenas aparece citado en el libro que recoge aquellas lecciones y que cayó en manos de Javier en busca de inspiración. "Él fue el verdadero demiurgo, el creador de muchas ideas filosóficas que Stravinsky postulaba, pero en España no había artículos científicos sobre esta relación", apunta Javier, que tuvo acceso a fuentes inéditas para su tesis, desarrollada entre 2013 y 2017, e incluso empezó a estudiar ruso para profundizar en ambas figuras.

Entiende el conocimiento de forma "transversal e interdisciplinar," pero hibridar la comunicación y la música no resultó sencillo. Más aún teniendo en cuenta que España, al contrario de muchos países, todavía no ha integrado los estudios artísticos en la universidad. "El marco legal deja mucho que desear, pero el país debe apostar por la cultura y la música, no solo por el turismo", lamenta el "teimudo" Javier, que logró iniciar una línea de investigación que ahora lo ha llevado hasta la Fundación Paul Sacher, que atesora la mejor colección sobre el compositor ruso y financia su estancia académica en Basilea. "Aquí están dos de los mayores expertos del mundo en Stravinsky. Cada día acabo más alucinado", bromea.

Fue también el compositor ruso el que lo llevó por primera vez a Buenos Aires en 2014, gracias a una beca de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Posgrado, para realizar una estancia junto al catedrático de Estética Federico Monjeau. Al año siguiente, regresó al país y fue propuesto para ingresar en la Academia de Artes y Ciencias de la Comunicación de Argentina. Y en 2016 grabó su disco "Travesía", que incluye sus primeras composiciones propias, y publicó el libro de ensayos "Preludios Atlánticos", además de actuar en salas como el Palacio de la Paz y la Reconciliación de Astán, en Kazajistán, el Auditorio Manuel de Falla de Granada y el de Galicia o el Centro Cultural de España en Córdoba.

Casado con una argentina, Javier defiende el "dinamismo" de aquel país: "A pesar de sus complicaciones y su menor capacidad material, sigue siendo esa gran cuna de talento experimental en muchas cosas".

"Apasionado" por viajar y vivir en diferentes lugares, considera que su tierra es el planeta: "Es cierto que uno de nuestros símbolos, como dijo Manuel Rivas, es la maleta. Hoy en día el mundo es global y además la labor de músico es bastante itinerante. Pero los que somos gallegos lo seremos toda la vida. Es un sentimiento que siempre aflora". Por eso habla con emoción del concierto que le traerá en unas semanas de vuelta a Betanzos para celebrar el 800 aniversario de su villa natal: "Es un honor participar en el mismo programa que un maestro de la talla de Carlos Núñez".

Y solo unos días después, Javier debutará en Inglaterra, en el Deptford Tawn Hall de Londres, e iniciará una pequeña gira de conciertos y charlas por el país.

"Hay mil maneras de ser músico", sostiene Javier, aunque él reivindica la visión humanista. "Respeto y adoro al intérprete, pero a mí me gusta el arquetipo renacentista que estudiaba astronomía, componía obras y las interpretaba. Leer poesía, probar comida de otras partes del mundo, disfrutar de los pequeños placeres de la vida... Eso es lo que hace que el músico no sea una máquina. Para mí, la interpretación es una herramienta para traducir lo que sientes y ves en la vida. Y solo tienes una para experimentar y tratar de llenarla. El tiempo hay que construirlo, no te viene dado. Te puede vaciar o te puede llenar, pero para eso tienes que construir cada instante", reflexiona.

Javier también defiende el carácter social del arte: "El mundo de hoy es esencialmente comunicación y los músicos no podemos ser ajenos. Pero esto no consiste en usar las redes sociales. La música es fundamentalmente un acto de generosidad, dedicas tu vida a escribir una obra que diga algo y tienes que estar dispuesto a pagar el precio por ello".

"No podemos estar en una torre de marfil", añade Javier: "El arte tiene que ser contestataria sí o sí y me doy cuenta de que este componente social ha ido ganando en mi visión de la música y de la vida. Somos privilegiados y no podemos tener una visión ombliguera. Yo quiero un mundo más justo y hay que incidir desde la música en que nos tenemos que escuchar. No tiene sentido andar poniendo palos en la rueda, intentado levantar muros e independencias, en un momento en el que debemos estar más conectados que nunca".

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...