Usted está aquí

Un pianista ourensano de Puebla de Trives en Nueva York: No me veo viviendo en otro sitio.

La ciudad de la gran manzana es el motor que impulsa la carrera de Fabio Alvarez Gonzalez.

Un pianista ourensano en Nueva York: «No me veo viviendo en otro sitio»

La ciudad de la gran manzana es el motor que impulsa la carrera de Fabio Álvarez

. CEDIDA

 
mar gil
ourense / la voz 14/03/2018 15:30 h

«Me crie en A Pobra de Trives, un pueblo hermoso lleno de naturaleza, gente cercana y buena comida -¡véase la bica de Trives acompañada de licor café!-, pero mis inquietudes siempre me hicieron querer vivir en una gran ciudad, así que Nueva York estuvo en mi mente desde muy pequeño como un sueño lejano».

La desenfadada presentación es de Fabio Álvarez González (Ourense, 1988), pianista y neoyorquino desde 2015. Lo suyo, aunque suene a tópico, es un sueño hecho realidad.

«Dejé Ourense en 2010 -cuenta-, tras finalizar mis estudios de grado medio en el Conservatorio de Ourense. Obtuve una plaza para estudiar el grado superior en Donostia y en 2014 envié grabaciones a varias universidades neoyorkinas para estudiar un Master of Music. Recibí la invitación de varias, así que me desplacé allí para las pruebas de acceso». Obtuvo plaza en la Manhattan School of Music, pero el desembarco se hizo esperar: «Tuve que retrasar mis estudios un año debido a los altos costes de la matrícula. Durante ese año realicé una exitosa campaña de crowdfunding con más de 50 patrocinadores, además de ser becado por las fundaciones Gondra Barandiarán, Fidah y Cum Laude».

La aventura neoyorkina comenzó en 2015. Dos años de máster y una actividad creativa frenética que pronto podrá ser disfrutada por el gran público: «Acabo de grabar mi primer cedé en Oktaven Studios (NY) para el sello discográfico español Orpheus Classical, un cedé con el título Musical Zodiac, dedicado al compositor americano George Crumb».

El cedé será tangible este verano, pero Fabio no descansa. Es director musical en una iglesia en Harlem, la United Moravian Church, en la que trabaja como pianista, organista y director de coro. Además, es profesor de piano en la empresa Music To Your Home, con la que atiende a 14 alumnos en Manhattan y a estudiantes de todo el mundo a través de Skype y FaceTime.

A toda esa labor docente suma conciertos y proyectos propios. «Los músicos nunca paramos», resume: «Ser músico es mucho más que simplemente estudiar, debes ser tu propio mánager, hacer contactos, promover tu imagen, redes sociales y organizar conciertos».

Aunque suene estresante, Fabio está disfrutando la experiencia en la diáspora. «En cierto modo me siento emigrante porque mi familia, mis amigos y mi cultura están en Galicia, pero me siento un privilegiado porque años de esfuerzo y dedicación han tenido su recompensa: vivo de mi pasión, la música; he podido estudiar en la universidad que siempre quise y de vivir en la ciudad que siempre soñé».

Volver, está claro, no figura en su agenda: «La situación en España no es fácil. Sin ir más lejos, lo que está pasando con las pensiones; si no se valora a nuestros mayores, ¿cómo se va a valorar el arte? Hay grandísimos músicos en Galicia y España que para vivir como se merecen de su música deben emigrar. Ahora mismo no me veo viviendo en ningún otro sitio. Nueva York me ofrece la oportunidad de crecer, aprender y descubrir cosas nuevas cada día».

Y, además, en la ciudad de Nueva York puede respirar aire gallego de vez en cuando: «Tengo contacto con varios músicos gallegos afincados en los Estados Unidos, concretamente dos amigos que me han ayudado mucho, el compositor Octavio Vázquez, del cual interpreté algunas de sus Folk Dances en mi recital de final de máster, y la gaiteira y pianista ourensana Cristina Pato, de la que he recibido valiosos consejos».

Para melómanos: Carnegie Hall, Metropolitan Opera y Broadway

trayectoria vital

Estudió en el Conservatorio de la ciudad de Ourense y en el del País Vasco, donde se especializó en piano contemporáneo. En 2015 inició un «Master of Music» en la Manhattan School of Music, donde se graduó en 2017. Acaba de finalizar la grabación de su primer cedé, es director musical en una iglesia de Harlem y profesor de piano para alumnos de todo el mundo a través de Skype y FaceTime.

Puestos a elegir lo mejor y lo peor de su ciudad de acogida, Fabio no tiene demasiadas dudas: «Lo que más me gusta es la inmensa oferta de posibilidades. Todos los días hay conciertos, eventos, nuevas exposiciones… Es una ciudad llena de gente y culturas de todo el mundo que nunca para. Lo peor es el metro. Vayas a donde vayas, tienes que usar el metro y, desgraciadamente, a veces no funciona como debería». Haciendo de cicerone, Fabio recomienda una visita no muy usual: el mercado de comida Smogasburg, en Brooklyn, «una feria gastronómica al aire libre pegada al East River, con vistas increíbles al skyline de Manhattan». Su segunda recomendación es visitar el Metropolitan Museum: «Contiene desde pinturas y esculturas a un templo egipcio, pero un dato menos conocido es que se puede subir a la parte de arriba del edificio, que tiene un bar al aire libre en el que puedes disfrutar de las vistas». Para los melómanos, el pianista de Trives propone tres paradas imprescindibles: «La primera es el Carnegie Hall, con su gran oferta de conciertos. La segunda es el Metropolitan Opera donde, por unos 35 dólares, puedes ver una ópera espectacular. Y la tercera es un musical de Broadway, porque cualquiera tiene una puesta en escena y actores increíbles».

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Restaurantes que recuperan antiguas recetas gallegasLa gastronomía gallega integra recetas con larga historia, entre cuyos ingredientes se...
La Coruña, conocida como «ciudad de cristal» por sus enormes cristaleras frente al mar, tiene aires de gran ciudad que se mezclan con el...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...