En un acto multitudinario, el Celta, el Concello de Mos y la Xunta de Galicia pusieron en la mañana de este sábado la primera piedra de la nueva ciudad deportiva.

 

Celta, Xunta y Concello de Mos ponen la primera piedra de la ciudad deportiva del Celta.Celta, Xunta y Concello de Mos ponen la primera piedra de la ciudad deportiva del Celta // Vicente Alonso

 

 

 

 

photo_cameraCelta, Xunta y Concello de Mos ponen la primera piedra de la ciudad deportiva del Celta // Vicente Alonso - redacción – atlantico - 30/nov./19

 

 

 

En un acto multitudinario, el Celta, el Concello de Mos y la Xunta de Galicia pusieron en la mañana de este sábado la primera piedra de la nueva ciudad deportiva.

 

Carlos Mouriño, presidente celeste, Nidia Arévalo, alcaldesa de Mos, y José Ramón Lete, director xeral para o Deporte de la Xunta, firmaron el acta de la primera piedra antes de que ellos mismos, el representante de la Comunidade de Montes de Pereiras, el canterano Germán y el capitán del primer equipo, Hugo Mallo, fuesen introduciendo en una hurna diferentes objetos representativos del club, de la afición y de Mos.

 

El canterano Germán, de 8 años y de Mos, dijo que tener una ciudad deportiva en Mos "es un sueño hecho realidad: jugar en mi equipo favorito en mi ciudad".

 

"Es un paso muy importante, necesario y que marcará el futuro del club", señaló Hugo Mallo.

 

La alcaldesa, Nidia Arévalo, afirmó que "el sueño se va haciendo realidad. Un proyecto de futuro, un camino esperanzador e ilusionante".

 

Añadió que, con esta iniciativa, "Mos deja de ser un Concello de paso. Es un proyecto para Mos, para Vigo y para toda el área metropolitana".

 

"Los 100 años del Celta se van a cumplir en Mos", remarcó la alcaldesa. "Me comprometo a seguir entregada a esta causa, que ésta sea la primera de muchas piedras", expuso.

 

"Ya no estamos todos en la foto, como hace dos años. Sólo estamos los que queremos al club, a Vigo y a Mos", comentó en referencia a la ausencia de representantes de Tameiga y del Concello de Vigo.

 

José Ramón Lete aseveró que el acto es "simbólico, como lo es el Celta: un símbolo de los vigueses y de gallegos".

 

Carlos Mouriño fue muy duro con el Concello de Vigo: "Dos años después estamos aquí los que cumplimos la palabra dada. No están los que hacen promesas incumplidas, los que mienten y se ríen, los que bajan la mirada cuando te cruzas con ellos porque se avergüenzan de sí mismos. Fuera las caretas".

 

Y, dirigiéndose a los mosenses, "alguien quiere poner una bota sobre vuestro territorio y vuestras decisiones, igual que hacen con nosotros. Pero a esos pocos, aunque sean poderosos, se les puede vencer". Calificó esa oposición de "impulso localista y dictatorial".

 

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...