You are here

El cultivo experimental de 250 hectáreas de maíz en grano se saldó con éxito en A Limia.

Una iniciativa encabezada por el empresario agrícola de Xinzo José Antonio Gamallo -en unión a 40 agricultores de toda la comarca- ha supuesto la puesta en marcha el cultivo de maíz en grano en una zona dominada hasta ahora por el binomio patata-cereal.

El cultivo experimental de 250 hectáreas de maíz en grano se saldó con éxito en A Limia.

Cuarenta labradores recogieron cuatro millones de kilos

SINDO MARTINEZ

Sindo martínez – LA REGION verín / corresponsal 04/01/2020 05:00 h

El proceso experimental de nuevas variedades de cultivo en A Limia se está saldando con un éxito notable. Una iniciativa encabezada por el empresario agrícola de Xinzo José Antonio Gamallo -en unión a 40 agricultores de toda la comarca- ha supuesto la puesta en marcha el cultivo de maíz en grano en una zona dominada hasta ahora por el binomio patata-cereal.

Del destino de forraje para animales se ha pasado a una visión de este producto más amplia. Ese fue el objetivo de una siembra de 250 hectáreas en toda la llanura antelana. Entre otros municipios, se sementó en Xinzo, Sandiás, Trasmiras y Porqueira. El producto, el maíz dentado (o híbrido) se puede comercializar tanto para harina como para alimento para animales.

La plantación se llevó a cabo el pasado mes de mayo y la recolección -inicialmente prevista para octubre- se demoró notablemente. Los resultados se han visto algo condicionados por las malas condiciones climatológicas de las últimas semanas. Con todo, los rendimientos son más que esperanzadores.

Inicialmente se calculaba una producción media por hectárea de unos 15.000 kilos. «En algunas parcelas ya se han recogido por encima de los 17.000 kilos por hectárea», explicaba Gamallo. Y añadía: «El único problema fue la demora en la recolección por las precipitaciones».

El cosechado se trata de maíz diferente, el denominado dentado, con más almidón que el maíz duro. Puede ser blanco -preferentemente para consumo humano- o amarillo -para consumo animal-. El precio del producto es muy estable -en torno 180 euros la tonelada-, algo muy distinto a lo que ocurre con la patata, lo que hace que el agricultor pueda realizar un cálculo mucho más preciso de sus costes y posibles beneficios. Y ello abre un amplio abanico de posibilidades para muchos agricultores antelanos. «Lo que queda demostrado es que este cultivo es totalmente factible en A Limia. Los resultados son muy buenos y la superficie se puede duplicar o triplicar para las próximas campañas. Eso es lo que vamos a intentar», resumía Gamallo.

El industrial aseguraba que la producción -más de 4 millones de kilos- se comercializará en Galicia y en el Norte de Portugal.

Esta iniciativa de los labradores antelanos fue apoyada por el Centro Agrogandeiro que apuesta desde hace años por la diversificación de los cultivos en la comarca de A Limia.

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...