Usted está aquí

Estrategias de acoso a deudores por parte de la banca

Edificios emblematicos desaparecidos

 

El uso de estrategias de acoso a deudores por parte de la banca preocupa al Valedor

 

Llamadas continúas o a deshora y amenazas a usuarios con dificultades para hacer frente a la cuotas de su hipoteca son algunas de las prácticas de presión que investiga la oficina

 

Noticias relacionadas

 

  • “Te dicen que si no pagas te pueden quitar a los niños”

    ROCÍO LIZCANO SANTIAGO – EL CORREO GALLEGO – 17-08-2014

    "Mi padre enfermo de cáncer y tuvo que cerrar el negocio. Yo me quedé sin trabajo. Mi marido es marinero y (el dinero) no nos daba. Y entonces empezaron a llamar. Comenzaban a las ocho de la mañana y era de lunes a sábado. Llamaban a mi móvil, al de mi marido, al de mi madre, al teléfono fijo y al móvil de mi padre. Todos los días, cada media hora. Era seguido, seguido". Así describe una vecina de Barbanza el acoso al que durante cerca de un año el banco con el que tenían firmada la hipoteca de la casa familiar sometió a todos los miembros del hogar para reclamar el pago de las cuotas. Una queja registrada ante el Valedor do Pobo, en la que contó con el respaldo de Stop Desahucios de Barbanza, puso fin al hostigamiento sobre esta familia que ahora, ya sin su vivienda, intenta un nuevo comienzo desde un piso de alquiler.

    Su caso no es una excepción. El pasado jueves, Stop Desahucios A Coruña protagonizaba una protesta a las puertas de una sucursal de Cambre para denunciar la presión a la que la entidad bancaria está sometiendo a una mujer que, agotada su prestación por desempleo, no ha podido hacer frente a la mensualidad de su hipoteca. "Cada semana acuden a nuestras reuniones personas afectadas explicando el dolor que les supone recibir llamadas todos los días sin respetar ningún horario ni día de la semana por parte de una agencia externa de cobro a morosos contratada por las entidades financieras", explican desde la organización de afectados. Y la presión, denuncian, no se limita a la insistencia de las llamadas, sino que su contenido llega a representar un duro maltrato psicológico, con invitaciones a prescindir de bienes básicos, como el alimento o la luz, para poder cumplir con las obligaciones con el banco o, incluso, amenazas relativas a la custodia de los hijos.

     

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Restaurantes que recuperan antiguas recetas gallegasLa gastronomía gallega integra recetas con larga historia, entre cuyos ingredientes se...
La Coruña, conocida como «ciudad de cristal» por sus enormes cristaleras frente al mar, tiene aires de gran ciudad que se mezclan con el...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...