Usted está aquí

Los 8 faros mas bellos de Galicia.

Aunque la tecnologia les ha restado peso como guardianes del mar, cada vez cobran más protagonismo como lugares de peregrinacion turistica.

Los ocho faros más bellos de Galicia

Aunque la tecnología les ha restado peso como guardianes del mar, cada vez cobran más protagonismo como lugares de peregrinación turística

De origen romano, la Torre de Hércules es el faro más antiguo del mundo en funcionamiento - FOTO: José Luis Cernadas Iglesias
 

L.EIRÉ. SANTIAGO – El Correo Gallego – 20.2.2018

Su luz ha sido el guardián de los marineros cuando cae la noche, un hilo de esperanza en la tormenta. Enclavados en paisajes de gran belleza, los faros protagonizan postales espectaculares. Aunque los modernos sistemas de navegación por satélite les han ido restando peso, siguen resultando de utilidad a la hora de verificar el posicionamiento en la carta de navegación. La costa gallega, de Ribadeo e A Guarda, está salpicada de faros y desde la Xunta se ha impulsado una ruta para explotar su atractivo turístico. El itinerario incluye hasta 44 visitas, pero en elcorreogallego.es hemos hecho una selección con las ocho imprescindibles.

1. Cabo Home (Cangas). Se construyó en 1853. La torre mide 17 metros y está situada a 143 metros sobre el nivel del mar. La constante niebla del invierno provocó que se le añadiera una sirena en 188, la Vaca de Fisterra, para avisar a los navegantes del peligro existente.

2. Cabo Touriñán (Muxía). Punto más occidental de la España peninsular, en ese enorme saliente de costa denominado Illa do Castelo se erigió en 1898 un faro a raíz de los numerosos naufragios registrados en la época. Situado a 50 metros sobre el nivel del mar y con una altura de ocho metros, la lámpara de parafina que se instaló inicialmente alcanzaba las 10 millas. Construido en 1981, el nuevo faro es una torre de hormigón de 11 metros de altura con una luz que se percibe hasta 23 millas más allá y emite uno y dos destellos cada 15 segundos.

3. Estaca de Bares (Mañón). Con 101 metros de altura, es el faro más septentrional de todos los situados en la península ibérica. Su origen se remonta a 1846 cuando Pedro Juan de Zulueta, residente en Londres, y el ministro plenipotenciario de Inglaterra solicitaron a la administración española dos nuevos faros, uno en Fisterra y otro en Cabo Ortegal. Consultada la opinión de marineros y prácticos, se decidió que la mejor posición era Estaca de Bares. En 1850 empezó a funcionar. Después de diversas modificaciones para adaptarse a los nuevos tiempos, en 1998 se eliminó el radiofaro y se instaló la estación de DGPS que funciona en la actualidad.

4. Cabo Fisterra (Fisterra). Construido en 1853 a 138 metros sobre el nivel del mar, es probablemente el más visitado de Europa. Tal y como su propio nombre indica, está considerado el cabo del fin del mundo y durante miles de años se pensó que más allá tan solo existía una sima acuosa en la que el sol se apagaba cada noche y a través de la cual se llegaba a una región de tinieblas poblada por monstruos marinos. Popular entre todos los navegantes del mundo, desde aquí se descubren impresionantes panorámicas de la infinidad del océano, la Ría de Corcubión, la costa de Carnota…

5. Torre de Hércules (A Coruña). De origen romano, el de la ciudad herculina es el faro más antiguo del mundo en funcionamiento, algo que le ha valido la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Según cuenta la leyenda, el héroe griego Hérculos llegó a España a la búsqueda del gigante Gerión, con el fin de liberar estas tierras de su abusivo poder. El enfrentamiento se prolongó durante tres días con sus noches. Hércules venció al gigante y le cortó la cabeza, enterrándola junto al mar. En ese lugar, y como conmemoración de su victoria, se construyó un faro, en cuyas cercanías se fundó la ciudad de Crunia.

6. Illa Pancha (Ribadeo). En la parte más externa de la ría del mismo nombre y a dos kilómetros del centro urbano, se localiza este islote que alberga los dos faros de la villa. El más antiguo, de planta cuadrada y actualmente rehabilitado como alojamiento turístico, fue construido en el siglo XIX. En sus inmediaciones se erigiría en 1983 el actual, consistente en una torre de hormigón cilíndrica de franjas negras y blancas.

7. Illa de Ons (Bueu). Situado en una de las integrantes del Parque Nacional das Illas Atlánticas, se encendió por primera vez en 1865. A principios del siglo XX se construyó un nuevo faro para que multiplicar el alcance hasta las 24 millas. De forma octogonal, empezó a funcionar en 1926.

8. Punta Nariga (Malpica de Bergantiños). Construido en 1995 y diseñado por César Portela, es el faro más moderno de Galicia. Con 50 metros de altura y 22 millas de alcance lumínico, su aspecto recuerda a la proa de un barco, coronada por una escultura de bronce denominada Atlante. Obra del artista Manolo Coia, esta estatua es una figura con forma entre un humano y una gaviota a punto de volar

 

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Restaurantes que recuperan antiguas recetas gallegasLa gastronomía gallega integra recetas con larga historia, entre cuyos ingredientes se...
La Coruña, conocida como «ciudad de cristal» por sus enormes cristaleras frente al mar, tiene aires de gran ciudad que se mezclan con el...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...