Usted está aquí

LENDAS DO MONTE PINDO

Monte Pindo y Finiesterre alfondo
LENDAS DO MONTE PINDO



 

     Pocos lugares hay en Galicia tan rodeados de misterio y leyendas. Pocos montes tan ligados a una tierra como el Pindo a la Costa da Morte. Su ubicación no puede ser más idónea y, a la vez, más chocante. Una inmensa mole escarpada y árida rodeada de hermosísimas playas y del más peligroso mar. Y a sus pies, el tranquilo y hospitalario pueblo de O Pindo, que se acomoda a sus faldas. Con limpias aguas y un coqueto puerto pesquero.


 


     El peculiar aspecto de este monte ha fomentado multitud de mitos e historias fantásticas. El Padre Sarmiento aseguró que su nombre obedece a su semejanza con el Monte Pindo de Grecia. De ahí que sea llamado el Olimpo de los celtas. El lugar donde, según la tradición oral, celebraban sus cultos de adoración al sol, a los demás astros y a los elementos.



 


     La cascada del río Ézaro, uno de los lugares más singulares y bellos de toda la Costa da Morte está repleta de legendarias historias; desamores de princesas, poderes sobrenaturales, encantamientos, ritos... Además es el único río de Europa que desemboca de esta manera sobre el mar.



 


     La banda izquierda de la desembocadura está flanqueada por la gran barrera montañosa, una mole granítica situada junto a la costa, de formas encrestadas y caprichosas, con profundos valles de difícil acceso, que forma y conforma uno de los lugares mágicos de Galicia, el Monte Pindo, que se eleva 627 metros sobre el nivel del mar. Es famoso porque el color rojizo de sus paredes varía en función de la luz del día. El nombre se debe, al parecer, a la semejanza con el Monte Pindo de Grecia.



 


     Conocido también como el Olimpo Celta, según la tradición, sus piedras fueron esculpidas por los antiguos celtas, creyendolo morada de los dioses. Otras leyendas hablan de que sus piedras tenían efectos con la fertilidad, donde tumbaban a las mujeres no fértiles para preñarlas. No perdió su carácter sacro durante los siglos siguientes a la cristianización y fue por ello excomulgado por las jerarquías reales y eclesiásticas.



 


     Existen por doquier leyendas de mouras, de hadas, de tesoros y de serpientes e incluso se han encontrado lápidas que testifican la existencia de cultos mágicos derivados de la antigua religión céltica. Las leyendas referidas a él debían ser abundantes y conocidas ya en el siglo XVIII, para que el padre Sarmiento las hubiese recogido en su diario del viaje que hizo a Galicia en 1745. 


 


     Se habla de la existencia de dos castillos, uno en el alto de Penafiel, que había pertenecido primero a la mitra compostelana y después a la familia de los Churrichaos, y otro, en el alto del Pedrullo o Casteliño, mandado construir por el obispo de Iria Sisnando II, en el siglo X, y derribado por los Irmandiños.


MAPA


XOAN ARCO DA VELLA
 
Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Restaurantes que recuperan antiguas recetas gallegasLa gastronomía gallega integra recetas con larga historia, entre cuyos ingredientes se...
La Coruña, conocida como «ciudad de cristal» por sus enormes cristaleras frente al mar, tiene aires de gran ciudad que se mezclan con el...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...