Usted está aquí

Miguel Lago, el humorista de Vigo

Puesta de sol desde el Casal -  Vigo

 

http://www.periodistadigital.com/imagenes/2015/05/07/miguel-lago_560x280.jpg

 

Miguel Lago es un apasionado de las ostras. YO SOY DE...

 

El humorista Miguel Lago nos habla de sus imprescindibles de Vigo

 

Las playas de Samil o Patos, gastronomía con auténtico sabor gallego y pasear son algunos de ellos

 

Javier Táuler, 07 de mayo de 2015 a las 22:48

 

Miguel Lago es uno de los grandes humoristas de nuestro país. Su estilo directo y mordaz es delirante para el público. Lago habla para B GLAM de su Vigo natal, de sus recuerdos de infancia y de lo que no hay que perderse.

 

"Sea invierno o verano" comenta, "un imprescindible es pasear sus playas. En verano, si tengo que ir a una playa de toalla y disfrutar, no dudo en ir a la Playa de Patos. De hecho, si alguien va al mes de julio por la mañana me verá allí con mi familia, bañándome, jugando con la pelota y haciendo castillos de arena. Es una playa a la que no le ha metido mano el ser humano y en la que te da la sensación que puedes ir a nado a las Islas Cíes -una joya de la naturaleza y visita obligada en el periodo estival con una playas naturales y salvajes en medio del Atlántico que son gloria bendita-. Y en invierno me gusta mucho la Playa de Samil porque es muy tranquila".

 

 

 

http://www.periodistadigital.com/imagenes/2015/05/07/playa-samil.jpg
Playa de Samil al atardecer. FIRMA: Enrique Crespo (Con licencia
CC BY-NC-ND 2.0)

 

 

 

Siguiendo con la naturaleza, Lago nos aconseja subir al Monte de la Guía, -que cuenta con parques para los niños-, y una vez arriba, puedes disfrutar de las vistas de toda la ría. No en vano es donde Miguel se hizo las fotos de su boda.

 

Si se trata del centro de la ciudad, pasear. Sobre todo después de una obra faraónica que ha humanizado la urbe y la ha dejado realmente bonita. Porque Vigo se ha convertido en una ciudad que se puede pasear. También destaca el Parque de Castrelos, donde Lago lleva a sus hijos, que le dicen que es como el Retiro pero en pequeñito. Algo que le gusta que se lo digan. Allí, uno de los grandes encantos es que los niños pueden darle de comer a los patos y sus cisnes.

 

Para Lago un must de Vigo es su gastronomía. "No me voy de Vigo y se llevo a alguien lo llevo conmigo", dice, "sin comerme un bocadillo en el Papo's; una bocatería donde caben cuatro personas de pie en la Calle Venezuela, donde te comes el bocata prácticamente en la calle. Además, recientemente he hecho dos descubiertos. El primero es una zona nueva, en el casco viejo, para tomar tapas y disfrutar del vino de las Rías Baixas. Y el segundo es un lugar de platos tradicionales: O lagarto pintado. Su caldo y la tortilla de patata que ponen son un escándalo. Por otro lado soy muy de ostras, y me gusta ir como un guiri, al Mercado de A Pedra a comerlas.