Usted está aquí

El colectivo LGTBI pone rumbo a Vigo con 300 norteamericanas.

Una agencia de Estados Unidos especializada en viajes para lesbianas llena el crucero "Wind Surf" que visitará la ciudad el 16 de junio.

 

Contenido exclusivo para suscriptores

El Oceana atracó ayer al amanecer proveniente de Inglaterra // Marta G. Brea

El Oceana atracó ayer al amanecer proveniente de Inglaterra // Marta G. Brea

El colectivo LGTBI pone rumbo a Vigo con 300 norteamericanas.

Una agencia de Estados Unidos especializada en viajes para lesbianas llena el crucero "Wind Surf" que visitará la ciudad el 16 de junio.

Un artículo de fco. díaz guerrero

El colectivo LGTBI amante de los cruceros desembarcará este año por primera vez en Vigo. Será el próximo 16 de junio cuando está prevista la llegada del mega-velero Wind Surf con 300 mujeres lesbianas de mayoría estadounidense, país donde las travesías temáticas en general, pero las destinadas a gays y lesbianas en concreto, gozan de una gran popularidad y creciente aceptación.

El viaje está promovido por Olivia Travel, firma de origen discográfico fundada en EE UU en 1973 dirigida al universo musical lésbico y feminista, que tras vender más de un millón de discos bajo su sello y producir 40 álbumes de cantantes y grupos americanos, cambió su enfoque en 1990 orientándolo hacia la organización de viajes marítimos y terrestres exclusivos para mujeres lesbianas.

Desde entonces, según asegura la propia organización en su página web, Olivia ha llevado a cerca de 300.000 mujeres a participar en viajes de todo tipo: cruceros marítimos y fluviales, estancias en resorts y viajes de aventura abiertos a todas las etnias, nacionalidades, edades, estado civil y profesiones, con la única finalidad de acercar al colectivo lésbico todo este abanico de posibilidades donde priman grandes dosis de fiesta y entretenimiento.

Invitadas especiales

Con la música como telón de fondo, Olivia ha invitado a participar en sus viajes lo largo de su ya extensa programación a rutilantes estrellas provenientes del mundo de la música, incluidas hetero, como Olivia Newton-John, Patti LaBelle o Melissa Etheridge; de la comedia, como Woopi Goldberg, o del deporte, caso de la extenista Martina Navratilova. El perfil de la crucerista está abierto a cualquier tipo de relación a bordo, ya que suele estar integrado tanto por parejas como por personas "solteras" que lo único que buscan es diversión y relacionarse con gente de su misma orientación sexual.

Las componentes de la expedición que llegue a Vigo viajarán en avión desde Estados Unidos a Lisboa, en cuyo puerto les esperará el Wind Surf para, a lo largo de ocho noches, visitar Leixões, Vigo, Ferrol, Brest (Bretaña francesa), las islas Scilly (Canal de la Mancha) y las ciudades irlandesas de Waterford y Dublín. En este último puerto desembarcarán el 22 de junio para volver a subirse a un avión que les dejen de regreso en sus países de origen.

Viajar en el segundo mayor velero de cruceros del mundo rodeado de todo lujo y confort, no resulta barato como se desprende de la información sobre los precios del crucero que aparece en la misma web, y que van desde los 3.500 hasta los 7.200 euros, traslados aparte. El Wind Surf, que llevaba tres años sin venir por Vigo, permanecerá atracado desde las 8 hasta las 17 horas, dando tiempo a su singular pasaje a visitar la ciudad y participar en excursiones organizadas.

En España, Barcelona, Palamós e Ibiza ya han visto atracar en sus muelles el primer crucero dirigido al colectivo gay organizado en España para cruceristas españoles en setiembre de 2018. El buque elegido fue el Zenith, conocido en Vigo por haber embarcado pasajeros en la Estación Marítima los dos últimos años. Pero no ha sido el único, ya que varios cruceros más con pasaje internacional, ya visitaron esos mismos puertos y otros del Mediterráneo peninsular. Un nicho de mercado incipiente, cada vez más presente en las programaciones de cruceros, que, además de dejar sustanciosos dividendos (se trata de un segmento caro), da visualización y normalidad a una forma de relacionarse como otra cualquiera.

Vuelven los trasatlánticos

El Oceana -en la imagen- atracó ayer al amanecer proveniente de Inglaterra para cumplir su visita número 78 a Vigo desde su escala inaugural en mayo de 2003. Consignado por Pérez y Cía., llegó con cerca de dos mil pasajeros en crucero ibérico de dos semanas, en el que sus próximas singladuras lo acercarán a Málaga, Barcelona, Valencia, Cádiz y Lisboa, desde donde regresará a Southampton. Construido en 2000 como Ocean Princess para operar en Alaska y Caribe para el mercado USA, el Oceana fue rebautizado con su actual nombre en el año 2002 pasando a operar en aguas europeas para los británicos. De acuerdo a los datos de la Autoridad Portuaria, el próximo crucero que recale en la Estación Marítima será el Black Watch, el 29 de este mes.

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...