You are here

La situación de los sistemas de abastecimiento La sequía perfora Galicia.

En la cuenca del Miño-Sil hay 18.000 captaciones subterráneas para uso doméstico y agrario | La confederación hidrográfica avisa de los riesgos por la falta de control del agua.

Galicia La situación de los sistemas de abastecimiento

La sequía perfora Galicia.

https://afondo.farodevigo.es/wp-content/uploads/2020/02/portada-pozos-sequia-galicia.jpg

En la cuenca del Miño-Sil hay 18.000 captaciones subterráneas para uso doméstico y agrario | La confederación hidrográfica avisa de los riesgos por la falta de control del agua.

FdV - Paula Pérez 05/02/2020

Con el cambio climático cada vez son más frecuentes los episodios de sequía. Hace solo dos años la escasez de precipitaciones obligó a imponer restricciones en el consumo. A esto se suma la gran dispersión del rural gallego, con casas situadas en zonas donde no llegan las redes de abastecimiento. Éstas son las razones que explican que en solo tres años se hayan disparado un 60 por ciento los pozos. En la cuenca del Miño-Sil, que abarca Lugo, Ourense, el sur de Pontevedra y parte de la provincia de León, hay 18.500 captaciones de agua subterránea, la mayoría 17.931 son para uso doméstico y para regadíos.

Solo en los últimos tres años se cavaron 6.800 nuevos pozos para abastecimiento de casas y para usos agrarios. La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil advierte que  la proliferación de este tipo de infraestructuras no solo tiene un impacto medioambiental sobre los ríos sino que conlleva riesgos sanitarios ante la falta de controles sobre la calidad de estas aguas. “La existencia de gran cantidad de captaciones conlleva el riesgo de que existan algunas sin el tratamiento de potabilización adecuado o sin autorizar y con el peligro asociado a la calidad del agua servida”, apuntan. Augas de Galicia había advertido ya del “potencial riesgo sanitario” de los sistemas de autoabastecimiento de aguas en la cuenca Galicia-Costa.

Paradójicamente las captaciones de agua superficiales han disminuido un 14 por ciento. La sobreexplotación de los ríos y el descenso de su caudal está provocando que cada vez se recurra más al subsuelo en busca de agua.

Según los datos que la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, la mayoría de los pozos son destinados al abastecimiento para usos domésticos: un total de 11.191. Solo en los últimos tres años se han perforado casi 4.000 nuevos.

Pero también es habitual recurrir a estas captaciones de agua subterráneas para uso agrícola. La reducción de las precipitaciones debido al cambio climático obliga cada vez más a los agricultores a cavar pozos para los regadíos. En 2017 había 6.740 pozos en el campo, un 77 por ciento más que en 2015.

Muchas menos son las extracciones de agua subterránea de la industria, pero aún así también crecieron notablemente en los últimos tres años: de 288 se pasó a 385.

 

CAPTACIONES DE AGUA EN LA CUENCA HIDROGRÁFICA DEL MIÑO-SIL
Captaciones superficiales
2015
2016
20
Captaciones subterráneas (pozos)


2015
2016
201

No hay acuífero en la cuenca del Miño-Sil que no esté afectado por esta presión. Ante este escenario, la confederación hidrográfica explica que hay un total de 61 masas de agua en riesgo de incumplir los estándares medioambientales por la proliferación de captaciones de agua y de redes de saneamiento.

Particulares cavaron 6.800 pozos desde 2015 para abastecimiento y regadíos

El órgano rector de la cuenca Miño-Sil advierte además que a consecuencia del cambio climático “la mayoría de las proyecciones pronostican un aumento de la frecuencia de las sequías cuánto más nos alejamos en el tiempo”.

En este contexto advierte que uno de los retos futuros será garantizar “la calidad y la cantidad del suministro y la necesidad de mantener los caudales ecológicos”. En este sentido, llama la atención sobre las “altas pérdidas” en las redes de distribución” y también sobre la existencia de gran cantidad de puntos de vertido: en la cuenca Miño-Sil se contabilizaron 2.899 en el año 2018.

Otro problema al que se enfrentan, tal y como apunta la confederación, son las alteraciones que causan las infraestructuras de abastecimiento sobre los ríos.

  • 1 - Menos captaciones superficiales

La bajada de recursos hídricos es mayor en las aguas superficiales. Las captaciones en ríos descendieron un 14% en tres años.

  • 2 - Del subsuelo se extrae el 40%

El 40 por ciento del agua que se consume se extrae del subsuelo. De 11.490 captaciones de agua para uso doméstico, 11.191 son pozos

  • 3 - 61 masas de agua afectadas

Tanto el abastecimiento como las redes de saneamiento tienen un impacto medioambiental sobre 61 masas de agua.

  • 4 - Casi. 2.900 puntos de vertido

En la cuenca Miño-Sil se han detectado 2.899 puntos de vertido en 2018, según los datos de la confederación hidrográfica.

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...