You are here

La UE toma al rural gallego como rehén para cortar las ayudas a la PAC.

No quiere seguir financiando explotaciones fantasma o subvencionando a magnates.

La UE toma al rural gallego como rehén para cortar las ayudas a la PAC.

 

OSCAR CELA - Cristina Porteiro - Redacción / La Voz 25/02/2020 14:02 h

Galicia se queda sin aliados en la batalla por los fondos europeos. Y, lo que es peor, se ha convertido en rehén a manos de sus contendientes. A un lado se despliega el frente de halcones. No quieren seguir destinando ayudas millonarias al Fondo de Cohesión (del que se benefician los países del Este, no Galicia) ni a la PAC (de la que beben el campo francés y el español).

En esa lucha por cercenar las carteras han forzado a sus socios, de forma más o menos deliberada, a retratarse en materia agrícola. A elegir a quién le pasan la factura: a los gigantes agroalimentarios y «agricultores de sofá», que ahora proliferan también en algunos países de Centroeuropa, o a los pequeños negocios familiares del rural, como los gallegos, que viven pendientes del futuro de los fondos destinados al desarrollo rural.

Por ahora son los segundos los que tienen la soga al cuello, con esa propuesta de recorte del 25,1 % en el segundo pilar de la PAC y la intención de que corran a cuenta de esta partida las ayudas para la descarbonización de la industria, un doble recorte que dejaría a Galicia sin un buen pellizco de los 890 millones que venía recibiendo del sobre de 2.771 millones.

Bloqueo total en la batalla por los presupuestos europeos: «Es altamente decepcionante»

I. Sánchez artero

En Francia tienen clara cuál es su prioridad y no coincide, ni mucho menos, con la de los gallegos. París toma partida por las ayudas directas, no tiene ningún interés en batirse por una causa que solo divide en España. Las opciones de Galicia pasan por la mano negociadora de Pedro Sánchez, que gustosamente se mostrará dispuesto a sacrificar unos fondos -los de cohesión, de los que ahora se benefician principalmente los países menos desarrollados del Este-, por blindar la PAC. Pero esa es una jugada que no aceptarán sus socios. Sánchez tendrá que elegir entre un modelo u otro. Entre blindar los pagos directos a las grandes explotaciones y agricultores de pedigrí o garantizar el futuro del campo.

También el ministro de Agricultura, Luis Planas, es consciente de que tendrá que pagar el rescate o dejar morir lentamente al rural si blinda el primer pilar, por eso trató ayer en vano de «buscar lo que nos une por encima de lo que nos separa». Cuando dice que «hay una posición común en defensa de una PAC bien dotada», esconde la cuestión de fondo: la división no es un estado natural exclusivo de la UE, también lo es en las calles españolas, donde patronal, grandes empresarios del campo y pequeños agricultores se entremezclan, cada uno clamando por lo suyo.

La UE ya no quiere seguir financiando explotaciones fantasma o subvencionando a magnates que se han hecho ricos a costa de los contribuyentes europeos, como el primer ministro checo Andrej Babis, propietario de Agrofert. Así que el tablero de juego no se ha configurado para que España sacrifique la cohesión a cambio de mantener a salvo la PAC, sino para obligar al Gobierno a tomar partida por un pilar u otro. Mientras no escoja, Galicia seguirá sujeta a los caprichos y vaivenes de quienes no han puesto un pie en sus pueblos.

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...