You are here

Un inversor holandés compra una aldea en Galicia para convertirla en un ‘coworking’.

Un inversor holandés ha comprado una aldea al norte de Lugo para reconvertirla en un espacio de trabajo flexible.

Un inversor holandés compra una aldea en Galicia para convertirla en un ‘coworking’.

Un inversor holandés ha comprado una aldea al norte de Lugo para reconvertirla en un espacio de trabajo flexible.

Aldeas abandonadas

Autor: Redacción - 11 noviembre 2019, 15:57

La España vacía se llena de ‘hipsters’. Un inversor holandés ha comprado una aldea gallega, en el norte de Lugo, a algo más de 10 kilómetros de la costa, para reconvertirla en un espacio de trabajo flexible. Estas 25 hectáreas de terreno que han adquirido un matrimonio de jubilado se convertirán en un ‘coworking’ rural gigante donde emprendedores podrán compartir espacios, ideas y proyectos.

El comprador, según Cinco Días, es un holandés residente en Berlín: Dennis Schep. Académico e investigador en reconocidos centros como la European Graduate School de Suiza o The Public School of Berlin, adquirió por 175.000 euros este pequeño pueblo deshabitado, desde hace más de 40 años, para crear en él un lugar de trabajo para intelectuales y perfiles humanistas, artísticos y culturales. 

La aldea, que antes se le conocía como Ferreira, ha sido bautizada con un nombre mucho más ‘cool’: The Foundry. Este espacio contará con cinco edificios, entre los que se encuentran una capilla de 200 años que se utiliza como espacio para reuniones y eventos. Aún quedan arreglos por hacer, pero lo principal, como el agua, la electricidad o internet, ya están a pleno rendimiento.

El proyecto está configurado para acoger a quienes necesitan el espacio durante tres, cuatro o cinco semanas, en función de su situación y de sus proyectos. Por eso no hay nadie viviendo de forma continuada allí. 

Si bien en España es la primera vez que se monta un espacio de estas características, en Francia ya se han llevado a cabo proyectos de este tipo, como por ejemplo en un antiguo monasterio entre Reims y Laon, al noreste del país, donde ya opera un centro similar. Gracias a estas iniciativas se ayuda a paliar, aunque sea de forma leve, las consecuencias de la despoblación y el abandono rural.

Artículo visto en
Las aldeas abandonadas, los nuevos ‘coworkings’ (Cinco Días)

Couso Galán
Adolfo Dominguez
Blusens
Astilleros Barreras

Lo último en los blogs

Seguro que al cerrar un libro alguna vez has pensado en lo maravilloso que sería poder viajar al mundo en el que transcurre la historia. En...
Galicia es un lugar que puede llevar a cualquier viajero al paraíso de un momento a otro. Desde la monumental Santiago de Compostela hasta...

Lo último en los foros

No es un secreto que Galicia cuenta con vinos: blancos y tintos de los cuales algunos de ellos pueden ser considerados de los mejores del...
Se inicia este "Foro" en relación al proyecto "Galicia Universal", para que todo aquel que se identifique con el mismo, pueda emitir su...